×

Un antecedente reciente de rugbiers que provocaron la muerte de un joven por una golpiza en Santiago

Santiago del Estero no es la excepción, y sin estigmatizar a la disciplina, hace seis meses se registró un hecho que guarda algunas similitudes con lo ocurrido en la ciudad balnearia de la costa argentina.

- 01:01 Policiales

El crimen de Fernando Báez Sosa a la salida de un boliche en Villa Gesell a manos de al menos diez rugbiers, puso sobre el centro del debate nuevamente a los jóvenes que practican este deporte y su llamativa ‘frecuencia’ con la que se ven envueltos en situaciones violentas que muchas veces terminan con víctimas fatales como en este caso.

Santiago del Estero no es la excepción, y sin estigmatizar a la disciplina, hace seis meses se registró un hecho que guarda algunas similitudes con lo ocurrido en la ciudad balnearia de la costa argentina, y que se resolvió recientemente con un juicio abreviado, condenando a dos jóvenes rugbiers, lo que generó gran controversia al punto que desde la Fiscalía General se dispuso abrir un sumario administrativo a los que estuvieron al frente de la instrucción del caso.

Ramón Darío Paz González tenía 25 años y trabajaba como encargado en un quiosco ubicado en calle Jujuy, a metros de calle Roca.

En la madrugada del 8 de junio pasado, finalizó su jornada laboral y esperaba en la esquina a su colega -encargado de un quiosco en Roca y Libertad- para regresar juntos, él a su casa en el barrio Juan Felipe Ibarra.

Su colega caminaba por calle Roca, cuando al pasar frente a un local bailable ubicado entre Salta y Jujuy, se topó con Miguel Facundo Jiménez y Abel Edgardo Moreno, dos jóvenes amigos y que se conocieron jugando al rugby.

Aparentemente se habría producido un entredicho entre los rugbiers que salían del boliche y el colega de Paz González, se habría iniciado una gresca y éste intentó defender a su amigo, pero los acusados lo habrían comenzado a golpear a él de manera salvaje.

El joven quiosquero quedó tendido en medio del pavimento, mientras que los agresores escaparon corriendo unas cuadras hasta donde habían dejado su auto.

Paz González fue trasladado al Regional, donde permaneció dos meses en estado vegetativo, producto de un ‘traumatismo encefalocraneano y una falla multiorgánica’, producto de la golpiza.

Jiménez y Moreno fueron apresados el 8 y 16 de agosto. Luego de haber transcurrido varios meses tras las rejas por ‘homicidio simple’, fueron condenados en un juicio abreviado a 3 años de prisión en suspenso por la calificativa de ‘homicidio preterintencional’, es decir, que no tuvieron la intención de matar, y recuperaron la libertad.

El acuerdo y consecuente condena, no habría dejado conforme a la familia de la víctima y generó controversia en la comunidad, por lo que el fiscal general dispuso que se inicie un sumario administrativo para los fiscales que intervinieron en la instrucción de la causa y que se arbitren los recursos para apelar el fallo.l


Más noticias de hoy