×

Pymes en crisis, prevén alud de quiebras y no pagar aguinaldo

“El riesgo no son los despidos sino el cierre”, indican desde Came y señalan que los beneficios del Gobierno no llegan y no alcanzan.

- 02:05 Economía

Con un escenario económico complejo para el sector pyme, con caídas de hasta el 80% para aquellas empresas que no pudieron trabajar o producir normalmente, se le suma ahora la preocupación por el pago del medio aguinaldo que hay que abonar en junio.

La única manera de sortear esta crisis es asegurando la supervivencia de las empresas, y esto sólo se puede lograr con una política de sostenimiento financiero a tasa cero para las pymes hasta tramo I. “El riesgo no son los despidos sino el cierre de empresas”, sostuvo el presidente de la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (Came), Gerardo Díaz Beltrán.

“Si no tenemos dinero para funcionar, menos para pagar indemnizaciones”, dijo el titular de Came y agregó: “Necesitamos un rescate financiero que permita la supervivencia de las pymes, que movilizan el 70% del empleo privado, hasta que el mercado responda y podamos devolver los préstamos sin pagar intereses que superen la rentabilidad de las empresas”.

Pedro Cascales, vocero de Came, indicó a EL LIBERAL que de todas las medidas que impulsó el Gobierno para el sector, fueron muy pocas las pymes que pudieron acceder. Señaló: “La verdad que muchas pymes no calificaron o no aplicaron por distintos motivos. Básicamente las ayudas del Gobierno fueron créditos con tasa 24% a los que solo un 18% pudo acceder. Pero hay un 82% que no pudo porque no califican, es un problema serio. El ATP que es la asistencia para sueldos, entre los que calificaron y los que estaban por entrar, quedaron afuera al menos un 50% de las pymes”.

En este punto, indicó que un requisito que puso el Gobierno para entrar al ATP fue que “no podía haber mayor facturación que el año pasado, después lo flexibilizó un 5% pero no se tuvo en cuenta el 50% de inflación que hubo en el medio”.

“No hay posibilidad alguna de recuperar el consumo”

El director de la consultora Focus Market, Damián Di Pace, se refirió en diálogo con EL LIBERAL a la situación del consumo en el actual escenario de cuarentena e indicó que “no hay ninguna posibilidad de recuperación del consumo. Todos los escenarios son de caída y más con una cuarentena tan dura como la que lleva adelante la Argentina”.

Al ser consultado sobre cómo evolucionarán los precios, señaló que “la inflación tiene su propio límite que es la recesión. En el corto plazo no se ve desborde. En el tercer y cuarto trimestre de este año hay perspectivas de aceleración y para 2021 mucha incertidumbre sobre los rezagos de la actual emisión monetaria y evolución del tipo de cambio”. Puntualizó que “en materia de comercio, la implementación de protocolos, horarios y rubros de apertura fue ejemplar. La circulación social no se produjo por el comercio. En Caba facturaron un 30 % de lo que lo hacían en la previa a la Cuarentena”.

Agregó que desde Came “advierten que la situación de las mipymes es ya una realidad y que los despidos se darán por cierre de las empresas salteando cualquier doble indemnización”.

 

Cascales “Sin una red de protección, la caída va a ser tremenda”

Cascales señaló en alusión a los problemas para acceder a las ayudas oficiales que “no se tuvo en cuenta que una pyme de 50 trabajadores que son el 95% de las pymes, el Gobierno le cubre el 50% del salario pero el otro 50% cómo lo paga?“.

Puntualizó: “Nosotros creemos que hasta 40 trabajadores debería cubrirse el 100% de los salarios de los empleados porque es el gasto mayor que tiene una pyme y eso va a tener que flexibilizarlo porque sino va a ser muy difícil para muchas pymes poder continuar”.

Agregó que “además, será necesario un rescate financiero más global y alguna legislación tipo 2001 para evitar una catarata de concursos y quiebras que aumenten el problema del cierre de empresas”. Dijo que “esta catarata de concursos y quiebras está frizada porque la Justicia no está funcionando, pero ni bien eso se libere tendrá que haber una red de protección porque sino la caída va a ser tremenda”.

Medio aguinaldo

Señaló que “el tema del medio aguinaldo es un problema enorme, porque sacando los tres rubros esenciales que es alimentos, farmacias y ferreterías, el resto de los rubros han tenido caídas del 75 al 85% de las ventas y con ese nivel va a ser realmente muy difícil para las pymes poder afrontar el medio aguinaldo sin una asistencia oficial del Gobierno”.

“Nosotros sabemos –indicó- que ésta es una situación inédita y que por lo tanto se requieren soluciones distintas, drásticas y de emergencia por lo menos para mantener el empleo, ya que las pymes somos el 70% del empleo, el problema no es el despido sino que directamente la pyme cierre”.

Las pymes tienen un acumulado de deudas con proveedores, AFIP, alquileres, expensas y bancos, que aumentó exponencialmente tras el aislamiento preventivo y obligatorio, por lo cual –subrayan- resulta vital la implementación de medidas que lleguen con celeridad, con especial atención en este sector productivo.

 

Un proyecto busca solucionar la situación de emergencia de empresas

La situación de las empresas por el coronavirus, que pueden empezar a quebrar en forma masiva impulsó a académicos y legisladores a presentar proyectos para modificar las normas sobre concursos de acreedores.

Diputados del interbloque provincial Unidad Federal para el Desarrollo, impulsaron el estado parlamentario de un proyecto de ley sobre la emergencia para los deudores en insolvencia y que también propone cambios fundamentales para la ley de concursos y quiebras actualmente vigente.

El proyecto se originó en un trabajo académico del abogado Germán Mozzi.

Es un objetivo central de la inciativa “preservar el giro económico de los individuos y empresas, su nivel de actividad y el valor de sus activos, a la vez que se mantienen las fuentes de trabajo y de tributación y se atenúa el impacto de la crisis en la cadena de pagos”, puntualizó Mozzi.

El proyecto de ley formalmente presentado, corre por varios ejes: por un lado, propicia medidas de poder de policía de emergencia, transitorias y por medio de las cuales el Estado nacional busca aliviar y apoyar la situación de los deudores en insolvencia.

Entre otras, alargue de los plazos de sus concursos en trámite o por tramitarse, y permitiendo “re-concursar” el pasivo post-concursal, dado que era imprevisto que quienes están transitando su concurso o cumpliendo un acuerdo se tuvieran que enfrentar el panorama del coronavirus.

Paralelamente, se plantean modificaciones a la ley actual de concursos y quiebras, como modo de darle a los pequeños deudores un “traje a medida” , dijo Mozzi. Se trata de pocedimientos especiales. Uno preventivo para personas humanas y jurídicas, y otros liquidatorio sin quiebra para personas humanas, mucho más flexible y menos costoso, para facilitar su acceso, trámite y salida/cumplimiento.l

 


Más noticias de hoy