×

Esto dijo Fabián Gutiérrez cuando declaró como arrepentido

El ex secretario de Cristina Kirchner fue hallado muerto este sábado luego de estar dos días desaparecido.

- 14:42 País

Aunque dijo no haber visto el contenido de los bolsos que los Kirchner movían desde Buenos Aires al sur, los detalles de la confesión de Fabián Gutiérrez le alcanzaron en su momento al ex secretario privado de Cristina Kirchner para convertirse en el último arrepentido del caso de los cuadernos.

En su declaración, además del movimiento de los bolsos, el ex secretario reveló que a Cristina la llamaban “la loca” o “la yegua” porque “nadie quería trabajar con ella”. Contó cuánto dinero gastaba en compras cuando salía en viajes oficiales, cómo terminó renunciando porque la ex Presidenta lo increpó por haber ido al baño y por qué el ex ministro de Planificación Julio De Vido “la odiaba”.


Te recomendamos: ""Estaba enterrado y envuelto en una sábana", dijo el juez sobre la muerte de Fabián Gutiérrez"


También detalló cómo eran las reuniones de la recaudación al final de cada día, cuando los ex funcionarios llegaban con sus bolsos o mochilas para entregarlos a Néstor Kirchner. Y reflotó las sospechas de las bóvedas que había en las casas del entonces matrimonio presidencial.

Además, Gutiérrez volvió a desmentir a otro arrepentido, José López, que lo había señalado como el entregador de los nueve millones de dólares que el ex secretario de Obras Públicas llevó a un convento hace dos años. Atribuyó la acusación a una pelea que había tenido años antes con López. Ese día Gutiérrez lo había insultado a los gritos.


Te recomendamos: "Encontraron el cuerpo de Fabian Gutiérrez en la casa de uno de los tres detenidos"


Fue, además, uno de los que dio detalles de los movimientos cuando llegaban a Santa Cruz. "Cuando llegábamos a la residencia de El Calafate, cuando llegaba Muñoz, Kirchner nos hacía retirar. En esa casa yo no vi bóvedas, pero existía un lugar bajando la escalera donde había una puerta placa color blanca, cerrada, donde siempre decíamos los secretarios que ahí estaba la historia, en relación al lugar donde se guardaban los bultos. Era el único lugar de la casa al que no tenía acceso, siendo que me desplazaba con absoluta libertad por toda la casa", agregó en su confesión.


Te recomendamos: "Fabián Gutiérrez, de secretario a millonario"


Contó que en Río Gallegos pasaba algo similar. "Cuando llegaba Muñoz nos hacían retirar a todos por una hora", dijo. Luego se explayó. "Al lado del gimnasio había un lugar de similares características al de El Calafate que relaté", agregó.


Más noticias de hoy