×

El juicio por jurados

Por la Dra. Maria Pía Danielsen. Jueza de Control y Garantías.

- 20:59 Opinión

El hecho de que en las distintas provincias argentinas se haya implementado el sistema penal acusatorio con éxito, hace pensar de inmediato en la posible implementación del juicio por jurados en todas aquellas provincias en las cuales aún no se lo aplica. En Santiago del Estero, ciudad Capital, el sistema acusatorio tiene vigencia desde el 5 de diciembre de 2016 y existe una movida interesante que lleva razonar la posible implementación del juicio por jurados, como ya lo hicieran Provincia de Buenos Aires, Córdoba y Neuquén, aunque todavía no existe proyecto de reforma del Código de Procedimientos Penales de Santiago del Estero en tal sentido.

Se observan las bondades que trae al proceso judicial la oralidad, la inmediatez en las resoluciones, las audiencias públicas, la informalidad y es oportuno razonar que el corolario natural de la evolución del sistema acusatorio penal es la adopción del juicio por jurados. Se puede considerar al juicio por jurados como otra forma más de democratizar el sistema judicial, de manera real y efectiva, ya que será el pueblo, en definitiva, el que dicte la sentencia de culpabilidad o inocencia al acusado. La existencia de juicios por jurados hace evidente un acercamiento del Poder Judicial al pueblo, cumplimentando el mandato constitucional, llevándolo al extremo que los juicios sean no sólo orales y públicos sino que los propios ciudadanos resuelvan las causas de sus pares.

Por supuesto que estas modificaciones procedimentales traen aparejados cambios de paradigmas: los abogados deben empezar a usar un lenguaje simple y emocional, expresarse de manera que lo entienda el jurado formado por ciudadanos comunes, venciendo la tradición del léxico propio del Derecho Penal que de algún modo impone una distancia entre abogados y legos.

También lo que atrae de este nuevo sistema es que permite mayor equilibrio de fuerzas entre la fiscalía y la defensa, porque en un Tribunal de Jueces profesionales, los magistrados realizan preguntas a los testigos, peritos, etc. y pueden de alguna manera, conducir la audiencia muy lejos de las estrategias preparadas por la defensa y el órgano acusador e incluso, subsanar falencias de alguna de las partes.

Por otra parte, es una forma muy interesante de incorporar a la sociedad en la administración de la Justicia y que esta se realice con responsabilidad. Sucede no pocas veces que se habla a través de los medios de comunicación, redes sociales, reuniones sociales etcétera, de resoluciones judiciales sin conocer en realidad el devenir del proceso judicial. Por medio de los jurados, la sociedad entera se va a acercar al caso judicial, con una ventaja muy importante: la absoluta libertad que tiene el jurado que va a dictar un veredicto, ya que no va a estar sometido a juicio político y tampoco arriesga su carrera judicial. En cuanto a la opinión que sustentan algunos operadores jurídicos acerca de que un jurado puede ser fácilmente influenciado por los medios, existe también la posibilidad de que algunos jueces resuelvan ciertos casos en función de la presión social y de los medios de prensa. El jurado tiene la ventaja de la pluralidad, son 12 generalmente, y el hecho de ponerse de acuerdo indica sentido común, lógica en el razonamiento.

Por último, se debe reconocer que la gran objeción al juicio por jurados partió de la propia familia judicial, que en su fuero íntimo, no se convence de que un grupo de ciudadanos comunes esté en condiciones de impartir justicia. Se puede decir que no es acertada esta creencia. Al jurado no se le exige que entienda y explique la dogmática jurídica. Lo que se le va a requerir, previo a recibir instrucciones precisas, es que aprecie con su leal saber y entender si el hecho ocurrió de una forma o de otra, sobre la base de las pruebas que le van mostrar en el juicio. En definitiva, no se requiere ser jurista para discutir y decidir conforme la prueba vertida en juicio, la culpabilidad o la inocencia de un imputado sometido a proceso. Por lo que, el estudio de la factibilidad de la implementación del juicio por jurados en la provincia de Santiago del Estero será un peldaño más en la vigencia plena de la Justicia democrática y del Estado de Derecho.


Más noticias de hoy