×

Cómo manejar los sentimientos de tristeza y enojo que provocó la multiplicación de casos de Covid-19

La Lic. Rosario Sanguedolce sostuvo que es inevitable sufrir las consecuencias de un acto irresponsable, más aún cuando de a poco la sociedad comenzaba a vivir en la nueva normalidad.

- 01:35 Santiago

La multiplicación de casos positivos de coronavirus en la provincia ha generado el florecimiento de sentimientos encontrados en los santiagueños. Angustia, miedo, tristeza e incluso el enojo, son solo algunas de las sensaciones que recorren el cuerpo cuando pensamos en la realidad por la que se atraviesa desde el fin de semana pasado en Santiago.

La Lic. en Psicología, Rosario Sanguedolce, puso en palabras lo que le sucede a la sociedad, y además instó a buscar la manera de hacer más llevadera la situación, a pesar de estar transitando “días grises” de total incertidumbre.

“Es una incertidumbre permanente en la que se vive hoy en día con la pandemia. Y esta incertidumbre, esta dificultad para poder proyectar, para poder planificar o para seguir con lo planificado que muchas veces ha quedado truco ante todo esos cambios, genera mucha angustia y tristeza. Todo va a depender de cada historia, de cada caso en particular, como lo va a ir a afrontarlo. Pero también nos enfrentamos con la idea de cuándo va a terminar todo esto, porque cuando se pensaba que estaba todo, más o menos encaminado (no hemos encontrado la cura pero de alguna manera habíamos encontrado el modo de acomodarnos), vuelve a pasar esto, que vuelve a sacudirnos. Esta multiplicación de casos que no se esperaba causa un efecto traumático”, analizó la profesional.

Y ahondó: “Siempre lo hemos planteado desde comienzo de esta pandemia. Es traumático porque viene inesperadamente a sacudirnos en la cotidianidad de la vida, viene a shockearnos y todo esto va a tener diferentes efectos según cada caso, cada sujeto, cada historia de vida, y según las posibilidades de cada sujeto de cada persona”.

Sobre cómo afrontar este momento, la Lic. Sanguedolce indicó que “es importante pensar que ante tanta angustia, tanta incertidumbre, tanta realidad que abruma, buscar en cada uno qué recursos tenemos para poder sobrellevar esto. Y estos recursos tienen que ver con la capacidad de seguir de alguna forma proyectando, creando, posibilitando situaciones que no nos enfermen, pero que sí nos ayuden a transitar esto. Es importante entonces hacernos una rutina, que eso nos ayuda a contenernos, a crear un hábito para no estar tan desordenados”.

Y recomendó: “Tenemos que buscar entretenernos con el arte, la música, viendo una película, estando en contacto con gente que nos hace bien, desde lo virtual. El acompañamiento es fundamental, con el vecino, con la familia, siempre desde una videollamada”.

Sanguedolce lamentó también que este distancimiento afecta el lazo social, “porque nos damos cuenta que no es lo mismo el lazo social con contacto directo”.

“Hay que buscar nuevas formas de reinventarse y desde este lugar recrear nuevos espacios hasta tanto esto mitigue, pase o encontremos la vacuna. Pero tampoco en este punto hay que sentirnos como anormales y no sentirnos tristes, bajoneados, con angustia, porque es algo que nos ha tomado de sorpresa, es algo que todavía no nos deja estar tranquilos, y también nos viene a enseñar que no tenemos todo resuelto, que hay cosas que no podemos controlar y esto genera angustia que debemos tolerar. Debemos saber que hay cosas que pueden pasar que nos van a dar vuelta todos los planes”, indicó.

La irresponsabilidad de otros puede generar daños

“Este rebrote o lo que pasó en Santiago ahora hay que analizarlo desde cómo las irresponsabilidades de los otros afectan también de manera directa o indirectamente a lo cotidiano de nuestras vidas, a lo que uno ya viene armando o viene tolerando de esta pandemia que de por sí es complicada, es molesta. Y cómo esto genera ya rabia, angustia, bronca porque es como que el otro que es irresponsable, afecta también y la vida de uno la rutina”, expresó la Lic. Sanguedolce.
Y agregó: “También es importante poder tomar conciencia de que toda acción tiene su consecuencia. Entonces si uno toma conciencia de cómo actuar ante ciertas situaciones, tiene que ser consciente de que esto afectará a muchas personas. Hay una dificultad en las personas de tolerar. Hay que aceptar que nadie es omnipotente. Por eso es importante poder asumir el cuidado”.l
“Este rebrote o lo que pasó en Santiago ahora hay que analizarlo desde cómo las irresponsabilidades de los otros afectan también de manera directa o indirectamente a lo cotidiano de nuestras vidas, a lo que uno ya viene armando o viene tolerando de esta pandemia que de por sí es complicada, es molesta. Y cómo esto genera ya rabia, angustia, bronca porque es como que el otro que es irresponsable, afecta también y la vida de uno la rutina”, expresó la Lic. Sanguedolce.Y agregó: “También es importante poder tomar conciencia de que toda acción tiene su consecuencia. Entonces si uno toma conciencia de cómo actuar ante ciertas situaciones, tiene que ser consciente de que esto afectará a muchas personas. Hay una dificultad en las personas de tolerar. Hay que aceptar que nadie es omnipotente. Por eso es importante poder asumir el cuidado”.l


Más noticias de hoy