×

¿Cómo afecta el aire acondicionado a sus ojos?

Por el Dr. Ricardo Passone.

- 00:29 Opinión

Verano, época de mucho calor. Hay días en que el calor es más soportable, y otros días en que no lo es tanto. Por este motivo, en la mayoría de las casas, oficinas, establecimientos o incluso en nuestros automoviles se cuenta con aire acondicionado. Lo que hace un equipo de aire acondicionado es eliminar la humedad del aire y expulsar aire seco, y esto puede tener consecuencias negativas.

¿Sabías que el aire acondicionado puede afectar a nuestros ojos? Desde la Sociedad de Oftalmología de Santiago del Estero te explicamos los motivos y te ofrecemos algunos consejos para prevenir las molestias causadas por el aire acondicionado en nuestros ojos.

¿Por qué el aire acondicionado afecta a tus ojos?

Si estás expuesto varias horas a este tipo de aire, puede que te provoque ciertas molestias en los ojos, una sensación de irritación ocular que en oftalmología se conoce como el “Síndrome de Ojo Seco”. De hecho, hay más factores como la contaminación, el humo o la refrigeración ambiental que también provocan este síndrome.

¿Qué es el Síndrome del Ojo Seco?

Recuerda que la película lagrimal consiste en una capa húmeda muy fina que recubre la parte externa de nuestro ojo. Trata de protegerlo de agentes externos, además de nutrir y limpiar la superficie ocular. Si hay un factor que altera esta capa acuosa, las propiedades se pierden y disminuyen y puede que no exista una función de lágrimas adecuada originando una película lagrimal inestable. Las principales causas de la sequedad del ojo son:

1. Una menor secreción lacrimal.

2. Pérdida excesiva de agua de la superficie del ojo.

El aparato climatizador está relacionado con esta última causa. Con el aire acondicionado, este problema empeora. Además, afecta, sobre todo, a usuarios de lentes de contacto o que pasan muchas horas frente el ordenador, móvil o tablet.

¿Qué síntomas puede causar la sequedad generada por un aire acondicionado en tus ojos?

Ojos rojos. Irritación. Sensación de cuerpo extraño en los ojos. Ardor o picor de ojos. Pesadez en los párpados. Fatiga ocular. Mayor sensibilidad a la luz. Visión borrosa.

 Qué hacer para prevenir

Si el aire es la principal causa de las molestias, es aconsejable: poner una temperatura adecuada. En nuestra vivienda o en nuestro puesto de trabajo lo ideal es tener una temperatura de 24 grados.

Intenta, en la medida de lo posible, no pasar demasiado tiempo en un lugar cerrado con aire acondicionado.

Alejarse del aparato climatizador para que no te de la corriente de una forma directa. Utilizar humidificadores. Esto ayudará a aumentar la humedad ambiental.

Evitar pasar tiempo frente a dispositivos tecnológicos como móvil, tablet, ordenador, etc. Es conveniente hacer pausas cada media hora y mirar un punto lejano.

Parpadear varias veces seguidas durante al menos 20 segundos. E

l uso de lentes de contacto delante de pantallas y en un ambiente con aire acondicionado puede aumentar los síntomas de sequedad, es conveniente utilizar lágrimas artificiales para rehidratar la superficie de la lente.

Limpiar las lentes de contacto correctamente para mantenerlas frescas e hidratadas. Consultar el material de los lentes de contacto o el sistema de limpieza. En ambos productos hay formulaciones o materiales que pueden incrementar la capacidad de retener el agua que forma parte de tus lentes. Así, las sentirás menos resecas.

 Hacer un buen mantenimiento del aparato de aire para así evitar la proliferación de virus, bacterias y hongos.

¿Cómo puedes minimizar el efecto nocivo del aire acondicionado?

Normalmente, todos los ojos expuestos al aire acondicionado son susceptibles de sufrir sequedad ocular, en mayor o menor medida. Pero hay situaciones que pueden empeorar esta situación, como: estar expuesto continuamente al aparato climatizador. Cuanto más rato pases en un ambiente con aire acondicionado o cerca de los focos de salida del aire, tienes más probabilidad de sufrir sequedad en los ojos. Intenta alejarte del chorro de salida de un aire. Si en el coche lo tienes puesto, dirige el aire hacia la zona del cuerpo y no hacia la cara.

Llevar lentes de contacto. El aire climatizado puede resecar la superficie de las lentillas. Por esto, muchos portadores de lentes necesitan utilizar las lágrimas artificiales.

Personas que sufren de ojo seco. Si ya tienes síndrome de ojo seco, la patología puede empeorar.

Factores de riesgo

¿Sabías que, además del aire acondicionado, existen otros factores que influyen en la sequedad de los ojos? A continuación, te nombramos algunos ejemplos:

Tener más de 50 años. Debemos ser conscientes que con el paso de los años vamos produciendo menos lágrimas, y es más habitual que aparezca este síndrome del ojo seco.

El alcohol y el tabaco. Ser mujer. La verdad es que la falta de lágrimas es más frecuente en mujeres, en especial si presenta cambios hormonales causados por el embarazo, el uso de pastillas anticonceptivas o la menopausia.

Ciertas enfermedades, como la artritis reumatoidea, la diabetes, el lupus, la esclerodermia, el síndrome de Sjögren, los trastornos de tiroides y la falta de vitamina A.

Tener déficit de nutrientes en el organismo. Hacer tratamientos con algunos medicamentos como los descongestionantes, los antihistamínicos, la terapia de reemplazo hormonal, los antidepresivos y los medicamentos que ayudan a tratar el acné, la presión arterial alta, los anticonceptivos y la enfermedad de Parkinson.

Haber sido operado recientemente de la vista.

Exponerse al sol sin protegerse los ojos. Padecer alguna enfermedad autoinmune. Sufrir un daño de la glándula lagrimal por inflamación o radiación.

Llevar una dieta baja en vitamina A o en ácidos grasos omega-3.

Si sufres de sequedad en los ojos u otras molestias lo ideal es tener un control frecuente de tu salud ocular y para ello, nadie más que un Oftalmólogo te puede medicar o aconsejar un trata miento eficaz para ayudarte a mantener una buena salud en tus ojos.


Más noticias de hoy