×

En el Día del Padre, un cabo de policía intentó matar a su amante al enterarse que está embarazada

La víctima contó que el “guardián del orden” trató de introducirle el arma en la boca, tras golpearla. Además amenazó con enviar a colegas a “limpiarla”.

- 00:50 Policiales

Otro funcionario de la policía es protagonista de un brutal caso de violencia de género. Esta vez el escenario del grave hecho fue una vivienda del barrio Virgen del Valle, en la ciudad de Beltrán, departamento Robles.

La noche del lunes, una desesperada joven mujer se presentó en la Comisaría 46 y acusó a su pareja —un cabo primero de la Policía de la Provincia, que reside en el barrio 8 de Abril de ciudad Capital— de agredirla físicamente y amenazarla de muerte.

En medio de una crisis de nervios y visiblemente asustada por la situación que le tocó vivir, la víctima, de 47 años, contó que hace cuatro años se encuentra en una relación de noviazgo con el policía acusado.

Sostuvo que a los dos años y medios de llevar el vínculo ella descubrió que él estaba casado y que tenía hijos en la capital santiagueña, por lo que decidió terminar la relación.

Además, dijo que ya entonces era víctima de malos tratos por los cuales ya lo había denunciado.

Unos meses después de la ruptura y ante la insistencia del funcionario de la policía retomaron la relación.

Según contó la joven, la violencia física nunca cesó e incluso se acrecentó durante los últimos cuatro días, cuando la joven le informó que está embarazada.

Según consta en la denuncia que la víctima realizó ante la policía, el vínculo se volvió insostenible, por lo que ella le pidió nuevamente finalizar la relación. Ante ello el acusado comenzó a amenazarla de muerte.

La damnificada expresó que el policía le habría manifestado que no dejaría nacer al bebé que espera.

En efecto, el domingo pasado, mientras todos festejaban el Día del Padre, el cabo (de 43 años) ingresó por la fuerza a su casa.

Allí la tomó del cuello con fuerza y le apuntó con su arma reglamentaría en la cara, exigiéndole que abriera la boca.

Al parecer, tenía la intención de introducir el caño de la pistola en su boca, pero al no lograr su cometido comenzó a darle golpes de puño.

Durante el relato de los hechos, la joven damnificada contó que fueron momentos de suma tensión y que su novio la amenazaba diciéndole que si ella lo denunciaba, él mandaría a sus colegas para que la “limpiaran”. Temiendo por su vida y la del bebé que gesta, decidió pedir ayuda.

La Dra. María del Pilar Gallo, fiscal de la Unidad de Violencia de Género e Intrafamiliar, se enteró de lo sucedido y ordenó que la joven sea examinada por el médico de Sanidad, quien constató los golpes.

Además pidió que se tome declaración testimonial a una hija de la víctima, quien habría presenciado una de las agresiones físicas.

También pidió que los uniformados busquen a su colega, le quiten el arma reglamentaria y lo apresen de inmediato.

Al cierre de la presente edición, el “guardián del orden” quedó tras las rejas y será indagado en los próximos días por la Fiscalía, acusado de lesiones y amenazas calificadas por el uso de arma de fuego.

Más noticias de hoy