×

AGUSTINA CHERRI VIENE POR LA REVANCHA

En 2020 la pandemia de coronavirus sacó de la grilla de El Trece a "Separadas", de cuyo elenco formaba parte Agustina Cherri. Y ese sabor amargo puede mutar si el público acompaña desde esta noche "La 1-5/18", la tira que estrena, a las 22, con Gonzalo Heredia y Esteban Lamothe por esa misma pantalla.

- 20:58 Pura Vida

Agustina Cherri tiene 38 años y lleva 32 años haciendo televisión. Por eso, las idas y venidas del éxito, las subas y bajas con respecto al rating no son algo que logren desestabilizarla. Aprendió que en el mundo del espectáculo no se manejan ecuaciones perfectas. Por eso, aunque tendrá que competir en la franja horaria contra el reality "Bake Off, El Gran Pastelero", en la pantalla de Telefé, que viene con muy buena marca, está feliz de poder volver a la actuación después de aquel final abrupto que tuvo "Separadas", el 19 de marzo de 2020, aunque nadie sabía que aquel capítulo iba a ser el último.

Ahora regresa a la pantalla de El Trece con todo nuevo: historia, papel, elenco. Será Lola y se debatirá entre el amor de los personajes de Gonzalo Heredia (Bruno), y Esteban Lamothe (Lorenzo), quien interpreta a un joven sacerdote.

"La historia está contada desde la perspectiva femenina como muy pocas veces sucede en este tipo de contextos. En otros programas que se han hecho en escenarios similares (el de una villa) siempre está puesta la mirada en el hombre, a ellos son los que les pasan las cosas que pone en marcha el relato. Suelen ser universos muy regidos por la masculinidad. Y las mujeres quedan fuera de los conflictos, son satélites, pero nunca el centro. Acá no es así. Incluso en términos de los romances hay un cambio de perspectiva. La mayoría de las veces en las telenovelas es el galán quien se debate entre dos mujeres. Esta vez es la mujer quién se enamora de dos hombres", adelantó Cherri, en una entrevista con La Nación. Mientras que en un intercambio con Teleshow reflexionó sobre lo que fue volver a abrazar y a besar a alguien después del prolongado distanciamiento físico que acarreó el protocolo contra el Covid-19. "¡Raro! ¡Raro para todos! Hasta para los técnicos que veían las escenas. Abrazos y contacto directo hay desde el primer capítulo. Todo el tiempo estamos cerca porque la novela transcurre en un mundo sin pandemia. Al principio era todo más raro, ahora estamos acostumbrados y relajados. Era extraño volver a abrazar a alguien. Aunque eso solo sucede en el estudio cuando se graba. Después cada uno está con barbijo y mantenemos distancia", explicó la actriz.

Para los actores que volvieron a grabar en pandemia, todo se presenta como "raro", según remarcó Agustina, porque cuando llegan se saludan con puño, mantienen distancia, pasamos la letra con barbijo puesto, pero cuando el director los llama a escena, se sacan todo para cumplir con la escena que incluye abrazos y besos.

Antes de su estreno, la telenovela "La 1-5/18", producida por Pol-ka, la empresa de Adrián Suar, ya había recibido críticas por estigmatizar y romantizar la pobreza, ya que la historia se desarrolla en una villa. Al respecto, los actores solo se ocupan de resaltar que se trata de una ficción, y que no se intenta ser el reflejo de una realidad, aunque saben que muchos de los vecinos del barrio adonde filmaron algunas escenas se sienten identificados y no ven la hora de ver el lugar adonde viven en una telenovela. "Están felices de que se cuente la historia de ellos. Se sienten muy identificados, nos guían, nos aconsejan. Filmar ahí es una experiencia realmente maravillosa. Además, muchos del barrio 31 actúan en la novela con personajes fijos, otros hacen de extras. Tienen mucha expectativa y quieren ver la novela", contó Agustina Cherri.


Más noticias de hoy