×

Muscari deja de lado el sexo y apunta al cerebro

Para darle forma a la comedia, Muscari empezó a relacionarse con la neurociencia desde lo conceptual. Escribirla le demandó un año y pico.

- 21:03 Pura Vida

José María Muscari, quien el miércoles estrenará "Perdida Mente" una comedia que aborda el deterioro cognitivo "con mucha seriedad, pero sin solemnidad", resaltó que "después de tantos espectáculos sobre el sexo y el cuerpo, sentí que era momento de meterse con el cerebro", con un elenco compuesto por Leonor Benedetto, Karina K, Julieta Ortega, Ana María Picchio y Patricia Sosa.

Se trata de su obra número 63, escrita junto a Mariela Asensio, y la define así: "Una jueza de la Nación (Benedetto) que padece un deterioro cognitivo decide, junto a su empleada doméstica de toda la vida (Picchio), juntar a su hija desquiciada (Ortega), su hermana emocionalmente desbordada (Karina K) y su abogada y amiga (Sosa) para que la ayuden a organizar su vida que comienza a fallar".

Frente a posibles prejuicios, el director aclaró: "Lo atractivo de esta obra es que tiene diferentes capas: si querés divertirte podés ver el humor de la obra; si tenés una capacidad de emoción podés entrar en la zona de emoción, que está bordeando el humor; y si tenés una necesidad más conceptual, el espectáculo tiene un recurso conceptual para saciar eso también". Y también hablaron sus protagonistas.

¿Cómo la definirían?

Julieta Ortega: Habla del funcionamiento de la cabeza, de la memoria, la inteligencia y las emociones y de cómo en la cabeza todo está conectado. Es algo en lo que jamás me había detenido a pensar. Más allá de eso, habla de una familia y de cómo, cuando algo pasa porque alguien muere o se enferma, la mierda que estaba esperando salir a flote, sale de una manera incontrolable.

Patricia Sosa: Hay una frase que dice mi personaje que da en el clavo: "El contexto determina las conductas". Según donde creció cada uno y cómo experimentó su vida es cómo se va a comportar ante esta situación. En este caso, el máximo cerebro de este grupo de mujeres empieza a notar que va a necesitar ayuda. Cada una desde su locura va a intentar ayudar, pero es muy difícil.

¿Fue difícil hacer humor con un tema tan complejo?

José Muscari: Siento que no fue difícil encontrar el punto porque las cinco actrices, y creo que yo también, tomamos el tema con mucha seriedad, pero sin solemnidad. Entonces de entrada estuvo muy claro el límite. No nos cagamos de risa de eso que está pasando, pero tampoco lo solemnizamos. No le damos un valor distinto a esta jueza con deterioro cognitivo que el que le pueden haber dado a los personajes de "Toc Toc" (pieza francesa dirigida por Lía Jelín) que, por ejemplo, no pueden dejar de apagar y prender la hornalla. Pero del deterioro cognitivo se habla menos, es más tabú porque está más relacionado a la edad, al paso del tiempo, a cosas que no se quieren mostrar.


Más noticias de hoy