×

CIENCIA FICCIÓN Y TERROR CON MENSAJE ECOLÓGICO

Por Heraldo Pastor.

- 21:19 Pura Vida

Estamos ante otro caso de los extraños vericuetos de la distribución de películas en la Argentina. Esta producción es (como se aclara en el título de esta publicación) del 2017 y se estrena recién ahora.

"Little Joe" puede clasificarse como un relato de ciencia ficción, dentro de la línea del ecoterror, esto es, un oscuro mensaje y advertencia acerca de la manipulación indiscriminada del medio ambiente por parte del ser humano. Es el núcleo de la trama de gran parte del género, con aprendices de brujos que reciben su castigo, mutaciones mortales, catástrofes naturales y demás, presentes en espectáculos de diverso tono como "Deep blue sea" (1999), "The happening" (2008) o la más reciente "Gaia" (2021).

Lo primero que llama la atención en esta realización de la austríaca Jessica Hausner (además coautora del guion con Geraldine Bajard) es una puesta en escena que hace inclinar a leer este relato como una fábula, casi infantil incluso: los nombres son sencillos (Alice, Joe, Bella, Chris, etc.), en la escenografía y el vestuario predomina una paleta multicolor, de tonos fuertes, contrastantes, como en un libro de cuentos de hadas o un dibujo animado de Disney o Pixar; todo es además muy ordenado, geométrico, impoluto.

El cine de esta directora por lo general se caracteriza por un discurso sin estridencias, meticuloso al punto de resultar distanciador, frío. "Little Joe" tiene algo de esto; no obstante, si tiene ese estilo de fábula sencilla (con su correspondiente moraleja), lo que narra es perturbador, aterrador, y en gran medida la música del japonés Teiji Ito (curiosa elección, por cierto), que pareciera sacada de un espectáculo de kabuki, produce una sensación de quiebre y extrañeza permanentes.

La trama de "Little Joe"

En el planteamiento, un grupo de científicos, comandados principalmente por Alice Woodard, busca desarrollar una planta (a la que bautiza "Little Joe", en honor a su pequeño hijo) que produzca con su perfume y el polen una sensación de bienestar. Por supuesto, lo que parece una maravilla muy beneficiosa para una humanidad agobiada por el estrés y la depresión de la vida moderna empieza a manifestarse como algo amenazante. En la tradición del cine de suspenso, la protagonista será la heroína que sospecha del mal, pero debe avanzar solitaria pues nadie le cree como para ayudarla a combatirlo.

¿Alice está sufriendo una simple perturbación psicológica por el crecimiento de su hijo, está algo paranoica e imagina cosas extrañas en eventos lógicos entre sus compañeros de trabajo o realmente hay un peligro de contaminación en las plantas del laboratorio?

En este juego ambiguo hay algo del esquema simbólico habitual en el terror; así, si en "Rosemary's baby" (1968), Polanski jugaba con los miedos de una mujer embarazada, Hausner alude a los temores maternales de la pérdida del control y separación (corte del cordón umbilical, síndrome del nido vacío) de la maduración de un hijo. Por eso se la ve haciendo terapia psicológica.

Explicación para los extraños eventos

En la mencionada película de "Shyamalan", recién en el acto final (como suele suceder en la narrativa de este director) viene la explicación para los extraños eventos (que producían suicidios masivos); en este caso, el espectador tiene casi desde el primer momento un conocimiento por encima de los personajes.

Esto da pie a un suspenso permanente y sensación de fatalidad (ya sabemos que las cosas van a empeorar) que ayuda a sostener el interés de un relato que –sí– tiene un ritmo pausado, sin mayores estridencias (posible motivo de las opiniones opuestas entre los críticos) ni trucos pochocleros como los sustos o "jump scares". No obstante el terror está presente; no es casual que en un momento se mencione la palabra "zombis".

Notable elenco de "Little Joe"

Hay que hacer una mención al notable elenco, que incluye varios rostros conocidos: Emily Beecham (premiada en Cannes por esta actuación), Kit Connor (aquí todavía chiquito el coprotagonista de la notable serie romántica "Heartstopper"), Ben Whishaw (posiblemente una ironía de casting, pues fue el protagonista de "Perfume: the story of a murderer"), Lindsay Duncan y otros.

Más vale tarde que nunca, bienvenido sea que la distribución local haya rescatado esta obra con mucho de fascinante, que vale la pena tener en cuenta.


Más noticias de hoy