Pura Vida ENTREVISTA EXCLUSIVA

Juan Ramón: "Tengo un defecto, soy un pésimo compositor de canciones"

Ellery Guy Rech, nombre real del intérprete, está en Santiago. Con su exquisita voz convirtió en éxito a clásicos del repertorio romántico, como también a joyas del cancionero tropical.

11/08/2017 -

¿Cuáles eran los sueños en su Cañada de Gómez natal y cuál de ellos se hizo realidad?

Sinceramente, nunca pensé que iba a ser un cantor que iba a tener la suerte de grabar tantos discos y de tener un público tan grande y con tantos años. Pero, no tuve sueños porque todo se fue dando espontáneamente. Yo pensé siempre que lo que hacía era natural. Tuve fracasos hasta llegar a un éxito, pero el éxito me pareció que era natural, que me venía de la mano de Dios. En un momento dado dejé de cantar y me fui a Perú, donde conocí a mi esposa. Dije que no iba a regresar más a la Argentina, pero un día me senté en una plaza y había una iglesia enfrente. Yo sabía que tarde o temprano iba a volver a mi país. Y fue en ese recogimiento, enfrente a la casa de Dios, donde una voz me dijo que "tarde o temprano, el público está". Y un día me lo encontré a Mario Kaminsky (productor) y me ofreció volver a la Argentina. Lo hice y, hasta hoy, como me dijo esa voz, "el público está conmigo".

¿Cómo viven en su historia musical aquellos cantantes franceses e italianos que lo influenciaron en los albores de su carrera?

Soy un agradecido de haber podido cantar esas canciones de Charles Aznavour y las de Domenico Modugno, entre otros. Son inolvidables. Aún hoy, en mis discos nuevos, las incluyó, como es el caso de "El Mundo". Ya la había grabado en 1965 y ahora volví a grabarla porque son canciones inolvidables. Uno tiene que agradecerle a Dios poderlas interpretar todavía.

¿Cómo logró permanecer y trascender en un mundo volátil, en el corazón de la gente?

Yo tengo un defecto: soy un pésimo compositor de canciones. Entonces, al ser un pésimo compositor de canciones busco canciones de todo el mundo. Entonces, creo que el éxito, si algún éxito he tenido, es el repertorio. Las canciones que he elegido han sido de gran éxito. Hugo More (cantante santiagueño) me dio una canción de Luisito Aguilé, "El Infiel", que la grabé en un disco que se convirtió en Disco de Oro hace dos años. Era una canción que había quedado ahí y Huguito (por More) la descubrió, me la dio, la grabé y fue Disco de Oro. Idéntico destino tuvo también "De amor ya no se muere". Una preciosa canción que la grabé dos veces. Hay otra canción muy buena, "Maldita Primavera".

¿Cuál es el criterio que utiliza para elegir el repertorio?

Yo he sido un ladrón (se ríe) porque he descubierto canciones por pura intuición. Y por intuición descubrí "Baila Baila", al que grabé al estilo argentino, y se convirtió en Disco de Oro y de Platino. La intuición y las coincidencias, como dice Deepak Chopra, son maravillosas.

¿Qué representaron en su vida Ben Molar, Horacio Malvicino y Heraldo Bosio?

Ben Molar fue una gran ayuda para mí porque me abrió los ojos de que yo no era autor. Él me dio tantas canciones buenas que me hicieron crecer. En tanto, Malvicino es mi amigo de toda la vida. En el disco "Juan Ramón y sus amigos: Volumen I", Malvicino toca conmigo, después de tantos años, "Oración Caribe" donde hace un solo de guitarra maravilloso. En cuanto a Bosio (fue conocido como "El rutilante astro cordobés"), es el maestro inolvidable. Con el maestro Bosio hicimos "El Soltero", un disco maravilloso. Grabamos tres discos con el maestro. Lo quise mucho y lo lloré mucho cuando falleció.

A partir de los años 80, usted no se alejó del cancionero romántico por completo, pero sí se acercó a ritmos como la bachata.

Eso fue cuando estuve en Perú, donde veía como músicos peruanos tenían tanto éxito con el público. Aprendí de mis colegas peruanos. Ellos me enseñaron a que "Cariñito" era un "gol". Yo pensé que "Cariñito" no era para mí. Cuando vine a la Argentina se lo ofrecí a "Palito" Ortega. No lo quiso porque me dijo que él grababa sus propios temas. Se los ofrecí a dos o tres más colegas y nadie lo quiso. Entonces, decidí grabarla yo. Lo grabé y ha sido, dentro de mi carrera, con "Jamás", "Oh mi Señor", "Mavi" y "Tabaco y Ron", los más vendidos.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar