×

Unas 300 familias no pueden volver a sus casas por la inundaciones

La gente está refugiada en campamentos. Escuelas, centros de salud, iglesias y animales están aún cercados por las aguas.

- 00:00 País

Cerca de 300 familias no pueden regresar a sus casas a pesar de la bajante que experimentó el río Pilcomayo en el oeste de Formosa, por lo que son asistidas por las autoridades en un campamento en la zona alta, informó el Gobierno provincial.

"No hay comodidades, pero por lo menos tenemos asistencia del gobierno", contó a Télam Aparicio Estrada, de la comunidad qom de El Churcal, afectada por la crecida y desbordes del cauce en la cuenca baja del río.

Para asistir a la emergencia, "desde el ministerio del Interior se depositaron 10 millones de pesos a la cuenta del gobierno de Formosa, destinados a afrontar gastos en el oeste provincial", informó a Télam el senador nacional Luis Naidenoff (Cambiemos).

El gobierno provincial asiste a los pobladores en un campamento, en la zona alta. "Aquí está todo bajo agua. También en la comunidad de Pozo Ramón, donde hay escuelas, centros de salud, iglesias. Algunos hermanos perdieron los animales porque no pudieron sacarlos antes de tiempo", describió Estrada.

Los ministros de Salud, José Décima; Gobierno, Jorge González, y de la Comunidad, Aníbal Gómez, viajaron hasta las zonas críticas de las inundaciones junto a sus equipos para asistir a los evacuados.

"No tenemos todas las comodidades, pero estamos contenidos. El gobierno provincial hace todo lo posible en ayudar con alimentos, chapas y asistencia médica, pero no alcanza porque es mucha la gente" afectada, consideró. El dirigente aborigen Javier Moreno, de la comunidad "Vaca Perdida" relató que hay "muchas familias de la región que están viviendo en los campamentos".

Más noticias de hoy