×

¿Cómo influyen el colesterol y la hipertensión en la salud ocular?

- 08:12 Opinión

Por el Dr. Ricardo Passone. Sociedad Oftalmológica de Santiago del Estero.

Los altos niveles de colesterol en sangre pueden aumentar o acelerar el riesgo de padecer determinadas patologías oculares, al bloquear el flujo de sanguíneo de la zona ocular. Del mismo modo que el colesterol se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos del cuerpo, también lo hace en las de los ojos, provocando una disminución de la oxigenación de los tejidos oculares. En caso de ocluirse la arteria central de la retina, tejido altamente vascularizado que contiene una gran cantidad de vasos sanguíneos, puede producirse un infarto retiniano masivo que conlleva una pérdida prácticamente total de la visión. Para prevenirlo, es fundamental llevar una vida sana, siguiendo una dieta equilibrada y baja en grasas y realizando ejercicio físico regular, además de evitar otros hábitos perjudiciales, como el tabaco o el consumo no moderado de alcohol.


Te recomendamos: ¿Palpitaciones cardíacas, qué son?


Que los niveles elevados de colesterol son un factor de riesgo y que están detrás de muchos problemas de salud no es nuevo; como tampoco es nuevo que sus efectos negativos también pueden impactar nuestra visión, y esto se ve confirmado de nuevo por los resultados de un reciente estudio científico publicado en los principales sitios de interés especializados en salud ocular.

El estudio analizo los datos de 136,782 participantes con edades superiores a los 40 años. En el conjunto de este grupo, se identificaron 886 casos de glaucoma primario de ángulo abierto.

A estos pacientes se les fue siguiendo regularmente y controlando tanto el uso de estatinas (medicamentos usados para reducir el colesterol) como los niveles del mismo, todos estos datos se fueron recuperando y compilando a lo largo de al menos 15 años.

Cada aumento de 20 mg / dl en el colesterol sérico total se asoció con un aumento del 7% en el riesgo de sufrir glaucoma. Por el contrario, todos aquellos pacientes que habían tomado estatinas al menos durante cinco años tenían un 21% menos de riesgo de sufrir glaucoma de ángulo abierto que los que nunca habían usado el medicamento.


Te recomendamos: Radiación solar y salud ocular


Para citar un ejemplo muy válido, según datos de la Federación Española de Dietistas y Nutricionistas (Feden), la mitad de los españoles adultos registra cifras de colesterol por encima de los valores recomendados –a partir de 200 mg/dL-; y hasta un 40% de los mayores de 18 años padece hipertensión, según el último estudio realizado por la Sociedad Española de Hipertensión (SEH). La asintomatología de ambos desequilibrios en sus estadios iniciales provoca que un elevado porcentaje de quienes padecen hipercolesterolemia o hipertensión lo desconozca y, por lo tanto, no tome las precauciones oportunas.

Entre los problemas graves de salud que de desarrollan como consecuencia del colesterol o la tensión arterial elevados se encuentran distintas afecciones oculares que pueden incluso conllevar una pérdida irreversible de visión. En ambos casos, los problemas se originan por las alteraciones producidas en el flujo sanguíneo de la zona ocular.

La retina, la mayor afectada

En el caso del colesterol, los especialistas de la Sociedad de Oftalmología de Santiago del Estero decimos que “del mismo modo que se acumula en las paredes de los vasos sanguíneos del cuerpo, también lo hace en las de los ojos, provocando una disminución de la oxigenación de los tejidos oculares. En caso de llegar a ocluirse la arteria central de la retina, se produciría un infarto retiniano masivo que conlleva una pérdida prácticamente total de la visión”.


Te recomendamos: Causas de la visión borrosa en primavera



Respecto de la hipertensión, destacamos su “incidencia en los vasos sanguíneos de la retina, que se verán más afectados cuanto más elevada sea la tensión o mayor el tiempo en el que ha permanecido el nivel alto”. Las principales dolencias oculares que pueden aparecer como consecuencia de la hipertensión son neuropatía óptica isquémica -daño en los nervios del ojo debido a una circulación deficiente; oclusión de la arteria retiniana -bloqueo del riego sanguíneo en las arterias que van a la retina; y oclusión de la vena retiniana -bloqueo de las venas que llevan la sangre que sale de la retina.

Lo ideal es mantener siempre una dieta saludable y controlar los valores en sangre normales para una adecuada salud visual.

Más noticias de hoy