×

¿Qué es el Sharenting?

- 07:34 Opinión

Por Mario Scrimini. Especialista en Ciberseguridad

A principios de los 2000, con el auge de las Redes Sociales para conectarnos con todo el mundo prácticamente en tiempo real, comenzó a popularizarse el vocablo.

Este término aúna dos palabras anglosajonas: Share, que significa ‘compartir’. Parenting, que significa ‘paternidad’.

El contar el día a día de los más pequeños de la casa se ha convertido en algo que consideramos normal. Siempre se han enseñado imágenes de los niños a familia y amigos. Sin embargo, la realidad de las redes sociales ha modificado este hábito.

Ahora publicar en los muros de Facebook, Instagram o Twitter hace que amigos, conocidos, o todo el mundo pueda disfrutar de nuestros hijos. Esta la realidad a la que nos enfrentamos hoy en día y que crece con mayor protagonismo en la Redes Sociales.

Creemos que solo lo verán nuestros familiares, amigos y conocidos, pero esto No es así, debemos conocer que lo que se publica en las redes sociales, no tan solo lo verán ellos, sino también cualquier persona que acceda a nuestras cuentas  y estaremos exponiendo de manera abierta y frontal las fotos y los datos (metadatos: información asociada a las fotos y comentarios) de nuestros hijos.


Te recomendamos: ¿Cuál es la edad mínima para usar las redes sociales?


¿Las Consecuencias del Sharenting? 

Ante todo, no hay que caer en el alarmismo. Ni todos los niños están en peligro, ni te pueden prohibir que cuelgues fotografías de tus pequeños hijos. Además, es cierto que los peligros en las redes existen, y los menores de edad no están suficientemente formados para afrontar las consecuencias de exponerse ante un mundo entero de espectadores de todas las clases. Los casos de acoso escolar o sexual a menores crecen día a día y esto debería ser materia de preocupación para los padres.

«No podemos pretender educar a nuestros hijos en el miedo al uso de las Redes Sociales cuando hemos sido los primeros en mostrar el día a día de los mismos cuando no eran conscientes de ello».

Estas son algunas de las consecuencias que, a corto y a largo plazo, puede tener el Sharenting:

Exposición de tus hijos a personas con intenciones no tan buenas como las de un familiar o amigo de la familia. Lamentablemente estas personas existen, Ciberacosadores, Grummers y es mejor evitar que nuestros hijos se conviertan en su centro de atención.

Tus hijos crecerán y, probablemente, sientan vergüenza de algunas fotografías que se hayan publicado de ellos sin su consentimiento. A nadie le gusta que el mundo entero haya visto ciertas situaciones de ti que puedan resultarte no muy cómodas, bochornosas.

La enseñanza que das a tus hijos sobre el uso de las redes sociales tal vez no sea la adecuada. Plantéate qué van a aprender si se les muestra desde la infancia un modelo de sobre exposición.

Aquí van algunos consejos para evitar enviar demasiada información por las redes sociales:

• Trata de no dar información sobre las rutinas de tus hijos. No publiques datos sobre dónde vives o dónde realizan sus actividades extraescolares.

• No les tomes fotografías desnudos o con poca ropa. Aunque parezca lógico, las fotografías en la playa o la piscina muestran a nuestros hijos en mayas de baño, y no podemos saber para qué las usarán otras personas.

• Sácales fotografías con ropa adecuada. Si ponemos imágenes de nuestros hijos con los uniformes de su colegio, será más fácil identificar el Colegio o la Escuela a la que acuden.

• No facilites números de DNI, matrícula, la dirección de tu casa, o cualquier otro dato que pueda ser personal sobre tu familia.

Es difícil pensar que pueda pasar algo, pero no está de más tomar algunas precauciones para poder seguir disfrutando de las Redes Sociales con responsabilidad. Recuerda que, ante la duda, es mejor prevenir que sobre exponerse.

La Empresa de Seguridad Informática AVG fue quien reveló tras realizar una encuesta que los padres de 8 de cada 10 chicos de hasta seis meses compartieron sus fotos. Algunos de ellos -el 5% de los menores de 2 años- también tienen un correo electrónico o un perfil propio en Facebook, recordemos que en Argentina para poseer una cuenta en estas redes sociales, el menor debe tener como mínimo 13 años.

Esto también perjudica a nenes y nenas que tienen más años de vida pero aún siguen siendo vulnerables. Aunque la intención de fondo sea mostrar momentos tiernos o divertidos, muchos adultos desconocen que otros usuarios ajenos a su círculo más cercano pueden perseguir fines maliciosos.

Según un relevamiento hecho por la organización el 70% de los mayores ignora esta cara oscura, lo que contribuye a que los niños NO sepan cuándo son víctimas, ni cómo denunciar.


Te recomendamos: “El síndrome de compartir nuestra privacidad” (Oversharing)


Y otro dato sumamente preocupante, difundido por un sondeo de la compañía Kaspersky Lab, es que el 39% de los Argentinos publica, por lo menos una vez al mes, fotografías de niños de su familia en situaciones con poca ropa, por ejemplo, en pañales, después de la ducha, en la pileta o playa, etc.

¿Harías una muestra fotográfica de tus hijos en la plaza principal? Claro que no, sin embargo allí solo las verían los visitantes, mientras que en las redes sociales la ve todas las personas. Así la idea no suena tan descabellada. Sin embargo, también lo es cuando los padres desconocen los límites de la privacidad.

El Sharenting En Números

De una encuesta a más de 500 personas mayores de 15 años, resultó que:

- Más del 70% dijo compartir fotos o videos de los hijos, nietos, sobrinos en redes sociales;

- El 97,28 % de quienes publican fotos o videos de los hijos/nietos/sobrinos/ahijados, lo hacen en sus propios perfiles o cuentas.

- El 98,04% de quienes publican fotos o videos de hijos/sobrinos/ nietos/ahijados en las redes sociales, lo hacemostrando el rostro de los menores.

- El 54,66% publica contenido del menor ridiculizándolo (haciendo monerías).

- Casi el 40% (39,07) escribe el nombre del menor.

- El 29,41% publica fotos o videos en las que el menor sale desnudo o semidesnudo(mientras lo bañan o cambian)

- El 37,50% etiqueta a alguno de los padres del menor.

- Casi el 27% de quienes hacen estas publicaciones muestran el uniforme del colegio del menor.

- El 23,53% lo geolocaliza, es decir, publica la ubicación donde se encuentra el menor.

La analogía busca explicar que la Redes Sociales son como la “Casa en Internet”, donde hay temas que se deben tratar en forma privada. Pero hay padres que no lo entienden y publican todo lo que su hijo hace a diario.




Más noticias de hoy