×

Amelita Baltar reveló por qué ama el folclore

- 20:36 Pura Vida

Amo el folclore. Si me preguntan si quiero más el folclore o el tango, digo el folclore. En las tripas tengo el folclore. En mi espíritu, en mi cabeza y en mi cariño tengo el tango, que cuando me separé de Pizzolla (Astor), él me dijo que tenía que cantar tangos tradicionales porque tenía la voz para eso”.

Quien sostiene esto es María Amelia Baltar, “Amelita”, reconocido cantautora quien, en una entrevista exclusiva con EL LIBERAL, recordó con emoción los tiempos iniciales de su carrera, cuando cantaba composiciones de autores ligados al folclore argentino, entre ellos Eduardo Falú, Jaime Dávalos, Armando Tejada Gómez y los santiagueños Andrés Chazarreta y Mario Arnedo Gallo. De él grabó “La flor azul”, chacarera que incluyó en un disco en el año 1974. “Antonio Rodríguez Villar, quien escribió ‘La flor azul’ con Arnedo Gallo, me dijo que fue la primera grabación que tuvo esa chacarera. Me dijo que después todos comenzaron a grabarla, pero que la primera en hacerlo fui yo”, destacó la prestigiosa cantante en una entrevista con EL LIBERAL.

“Cuando me reúno en mi casa, cuando puedo, con tres o cuatro amigas, y agarramos la guitarra, cantamos folclore. Cantamos el folclore de hace años, hacemos dos voces”, destacó Amelita.

“Cuando cante una chacarera en el escenario, más de uno se va a caer de c...”, remarcó con una contagiosa carcajada. Amelita contó que tuvo oportunidad de conocer a Mario Arnedo Gallo. “Lo he conocido cuando estuve en Cosquín cantando folclore”, evocó.

Precisamente, cantando folclore fue que la conoció Astor Piazzolla. La artista presentaba el espectáculo “De mil amores” donde a su veta tanguera le añadía la interpretación de otros géneros, como folclore y bolero. “Así me conoció Piazzolla en el ‘68, cantando folclore. Le gustó mi modo de decir y me llamó”, recordó.

Desde aquella época hasta la actualidad registró más de 20 álbumes donde, además de ese lazo con la obra de Piazzolla, entregó discos en los que plasmó talento y ductilidad como “Amelita de todos los tangos”, uno en vivo que la unió a Horacio Molina en 2012 y otro capaz de conjugar bossa nova y tango que se publicó en 2015.

“Hace poco cumplí 80 años y me siento regia. Yo estoy muy bien. No tengo depresiones ni tampoco me falta el aire. La artrosis me jode un poco, pero me siento muy bien”, resaltó en su entrevista exclusiva con EL LIBERAL.

“Balada para un loco”

La intérprete trabajó con el compositor y bandoneonista a lo largo de siete años y también fue su pareja. En ese lapso además fue la primera en entonar la popular “Balada para un loco” (1969).

“Balada para un loco es un canto de esperanza, de ternura, que revelan que los locos inventaron el amor, que eleva el espíritu”, definió a la clásica canción.

Política, el campo, la religión

Al entrar en el terreno político, Amelita confesó ser abiertamente radical. “Yo soy radical desde el vientre de mi madre. Toda la vida he sido radical y todo el mundo lo sabe. Lo importante es que vivo una vida decente, teniendo respeto por el prójimo”, destacó.

Es defensora del campo. “De chica me crié en Junín. Mi familia es de Junín. Amo el campo de un modo profundo. Amo a toda la gente de campo. Cuando los gobiernos le hacen algo a la gente de campo me agarra una rabia. El campo nos da de comer. No se puede estar mal con el campo. El campo es la cosa más maravillosa del mundo”., enfatizó.

Desde hace casi treinta años, Amelita profesa la religión de la Iglesia Evangélica Bautista. “Yo vivo ayudando a la gente. Soy evangélica bautista. Soy muy cristiana”, remarcó a EL LIBERAL.


Amelita adelantó a EL LIBERAL los temas que cantará el 29 en su concierto por streaming


Amelita adelantó a EL LIBERAL los temas que cantará el 29 en su concierto por streaming

El Teatro Coliseo, ND Teatro, Niceto Club, La Trastienda y Torquato Tasso, cinco reconocidas salas de la ciudad de Buenos Aires dedicadas a la producción y programación musical, en este tiempo de pandemia y de reinvenciones, se unieron para dar vida a “Icónica Buenos Aires”. Y la cartelera programada para noviembre contempla la actuación de Amelita Baltar con el Sexteto Mayor. Baltar se presentará el domingo 29, en el Torquato Tasso. En su entrevista con EL LIBERAL, adelantó que el miércoles 25 grabarán ese concierto para ser emitido el domingo 29. También reveló los temas que cantará.

Baltar dijo que cantará “Grisel”, “Los pájaros perdidos”, “Chiquilín de Bachín”, “Balada para mi muerte”, “Balada para un loco”, “La última grela” y “Confesión”.

“Estás teniendo un avance que nadie sabe, salvo los músicos que lo están ensayando. El 25 de noviembre grabo y el 29 lo emiten vía streaming”, destacó.

Mientras aguarda el momento, Amelita recuperó, en este tiempo de pandemia, tal como lo confesó EL LIBERAL, su hábito por la lectura, lo que no hacía desde hace 20 años. Al momento de la entrevista con EL LIBERAL, había terminado de leer uno libro del escritor peruano Mario Vargas Llosa. Anteriormente, lo había hecho con un libro del periodista y escritor argentino Jorge Fernández Díaz.

Discépolo, Manzi, Espósito y Piazzolla, según Baltar

Enrique Santos Discépolo, Homero Manzi, Homero Espósito y Astor Piazzola son figuras importantes para Amelita Baltar. Nacida en Buenos Aires, la vocalista se hizo un lugar en el tango como una de las referencias del universo estético creado entre Astor Piazzolla y Horacio Ferrer, a partir de ser la elegida del músico para dar vida a la operita “María de Buenos Aires” (1968).

DISCÉPOLO. “Discépolo es un grande. Hice un disco, que se llamó “Referencias”, con tributos a Discépolo y Piazzola. Me parecen dos enormes referentes del tango. Discépolo, de todo lo que escribía parecía que era amigo. Era maravilloso. Para mí, es de los más grandes”.

HOMERO MANZI. “La poesía de Homero me gusta mucho, como también la de Horacio Ferrer. Homero, como Discépolo, murió jóvenes, en 1951. A medio año murió Homero y en diciembre de ese año, para la Navidad, murió Discépolo. Los dos tenían 51 años”.

HOMERO ESPÓSITO. “Amo los temas de Homero Espósito. En una época en que yo escribía bastante, Eladia Blázquez me recomendó que tomara clases de armonía poética con Homero Espósito. Así que estuve varios meses con él. Con el tiempo fui aquilatando el honor que tuve de haber estado cada 15 días, durante dos horas, con él en su escritorio. Las clases las daba acompañado por su perra Cocker blanco y negro”.

ASTOR PIAZZOLLA. “Junto con Ferrer (Horacio), Piazzolla es el más grande de la Argentina, del mundo entero. Con él, primero, recorrí el mundo y después lo hice sola. Y hay una enorme admiración por Piazzola. Siempre llevando la operita María de Buenos Aires. A esta operita también la hice en Tokyo. Ahora, se me cortó la racha porque tenía que hacerlo en enero en las Islas Canarias. Como no se sabe cuándo se termina esto (pandemia del coronavirus) eso quedó en la nada. La pandemia me jorobó eso. El día anterior a que se cerrara todo, yo me tenía que ir a Brasil. Esto quedó para junio del año que viene”.

 



Más noticias de hoy