×

Apareció el femicida Roldán y manifestó “no recordar nada”

El asesino de Verónica Escobar llegó hasta una vivienda de la localidad de Quita Punco y exigió que le dieran agua y comida.

- 07:24 Policiales

Tres días después de permanecer prófugo de la Justicia, el femicida Alejandro Roldán -quien el pasado domingo atacó de once puñaladas su concubina, Verónica Escobar, en el paraje San Roque, Chaupi Pozo- salió del monte y apareció a pedir ayuda.

A más de 72 horas de su intensa búsqueda, durante la jornada de ayer, el acusado de homicidio calificado mediando la violencia de género, se presentó en la casa de la localidad de Quita Punco -a doce kilómetros del lugar del crimen- y pidió ayuda.

Según revelaron fuentes cercanas a la investigación, el acusado -quien aún lleva puesta la misma ropa con la que huyó el día del asesinato en una motocicleta- golpeó las manos en la casa donde reside un matrimonio.

Allí, diciendo “no recordar nada de lo que pasó” - ocultando su identidad- les pidió que le dieran agua. El matrimonio no se negó a su pedido y lo invitó a pasar.

Los dueños de casa, según revelaron las fuentes policiales consultadas, al reconocerlo simularon hospitalidad y en un momento determinado el hombre de la casa tomó su motocicleta y salió de la vivienda, manifestando que iría a comprar comida.

El sujeto en realidad salió a buscar señal de teléfono para dar aviso a los uniformados, quienes enterados de la situación se trasladaron al lugar a pie, para evitar que Roldán escuchara el ruido de los motores y se fugara.

Cuando el hombre regresó a su casa, su pareja le manifestó que ya se había retirado exigiéndole que le entregara todos los restos de comida que había en la casa y varios bidones con agua para ocultarse nuevamente en el monte.

Los efectivos revelaron que las casas de todos los familiares del femicida están con custodia policial las 24 horas para evitar que reciba ayuda. Se supo que el acusado creció en la zona y conocería muy bien el lugar por donde se “mueve”.

Los testigos que lo vieron revelaron que el imputado anda con una “faca” en su poder y se presume que esa sería el arma homicida.

Cómo se recordará, Roldán atacó a su pareja durante la madrugada del domingo pasado cuando regresó de un pool donde había pasado la noche con amigos, ingiriendo bebidas alcohólicas.

Las pesquisas sospechan que la joven en ese momento mantuvo una discusión con el acusado —con quien tiene una hija de 8 años— ya que ella quería finalizar el vínculo, cansada de su conducta.


Más noticias de hoy