×

Un drama adolescente se mide en San Sebastián

Mariano Biasin aún no puede creer haber participado primero en Berlín y ahora en la competencia de Horizontes Latinos en San Sebastián con su primer largometraje.

- 21:31 Pura Vida

El deseo, la confusión y el futuro como un gran enigma para un grupo de adolescentes en una pequeña ciudad de la costa son los temas de "Sublime", de Mariano Biasin, que compite en la sección Horizontes Latinos del Festival de San Sebastián.

 

"Apareció la idea de un joven que se despierta de un sueño un poco confuso y que ese sueño le altera su vida", cuenta Biasin a Télam sobre la idea seminal del proyecto.

 

"Sublime" está centrada principalmente en Manuel (Martín Miller), un chico de 16 años, está saliendo con Azul (Azul Mazzeo) y toca el bajo en una banda junto a su mejor amigo, Felipe (Teo Inama Chiabrando), de quien inesperadamente empieza a sentirse atraído.

 

El director recuerda que se nutrió de numerosas películas que vio durante la pandemia que abordaban la adolescencia. "Me sirvieron de referencia en cuanto a cómo viven los adolescentes el vértigo en estas etapas y esa sensación de verdad que transitan en ese momento", explicó.

 

¿Por qué elegiste contar la historia de adolescentes en su tránsito a la adultez en tu primera película?

 

Antes de hacerla dirigí un cortometraje en el 2015 para la película colectiva "Historias breves" y de alguna manera fue la confirmación de que podía hacer mi propia película, después de muchos años de ser asistente de dirección. Después hice otro corto, que tenía bastante humor y aventuras, que ganó en la categoría Generation en el Festival de Berlín y en ese momento mi productor Juan Pablo Miller me propuso estirar la historia para que fuera un largo. No quería hacer la misma historia del corto, quería algo que tuviera menos comedia, un poco más de drama.

 

En el relato también hay una segunda línea que tiene que ver con los conflictos familiares.

 

El mundo de los padres es su entorno más inmediato, es el modelo de familia más clásico y tenía que estar. No sé, me parece que es algo que le suma a la historia, pero tenía que elegir bien qué mostrar, porque tengo la sensación que un personaje como Manuel no estaría tan atento a las coyunturas de lo que pasa en su familia. Yo quería que los que se asomara tuviera alguna sensación, más que nada era mostrar que algo no estaba en orden en su familia, sin saber bien de qué se trata.

 

 


Más noticias de hoy