×

César Ortiz, coach y poeta: “Hay que aprender a ser fan de uno mismo”

Por Aldara Martitegui.

- 22:15 Viceversa

Podría haber puesto el título de La vida es maravillosa, La vida es superbonita o La vida es fabulosa, pero eso no habría encajado para nada con la esencia de César Ortiz. Me gusta hablar de él como el coach milenial porque su lenguaje -al igual que sus poesías- es potente y directo; llega fácilmente a la gente más joven, que es su principal público. “Quería hacer un libro de autoayuda desde mi sinceridad, explica. He intentado un lenguaje potente y directo, y quería un título que simplificara lo que yo siento: que para mí la vida es la hostia. Ese es el título que tenía que llevar el libro”.

Aunque La vida es la hostia (Planeta 2021) está pensado especialmente para un público joven, no deja de ser un libro de autoayuda que habla de cómo cualquier persona puede conseguir sus sueños si los persigue, tenga la edad que tenga.

Pregunta: Esta es la idea central del libro: que todos, si nos lo proponemos, podemos conseguir nuestros sueños. Parece fácil, de hecho, en el libro cuentas muchos casos de éxito, incluido el tuyo…que contra todo pronóstico has conseguido tu sueño de poder vivir de escribir.

Respuesta: Yo sí creo que todos los problemas se pueden resolver, al menos es lo que yo he visto en mi vida, todos los problemas se han resuelto o por lo menos han mejorado y se han suavizado. Yo creo que cualquier persona puede conseguir su sueño, sí. Y el libro habla un poco de ello. Los casos que pongo tienen un poco que ver con eso. En el primer capítulo me pongo a mí como ejemplo porque en el mundo en que vivimos es muy difícil vivir de la escritura, de la cultura, del arte (…) Yo era un chico que escribía pequeños textos en una habitación de Murcia. Todas las editoriales me rechazaron, por así decirlo, y entonces ¿porqué no? es que la vida la haces tú y puedes cumplir tus sueños. Si yo pude conseguirlo en algo tan difícil como es la escritura y poder vivir de ello, ¿por qué cualquier persona no va a poder hacerlo?

P: La clave de ese éxito está en el descubrimiento de lo que llamas el ‘yo interior’, como explicas en tu libro. Conocerse, cuidarse y quererse a uno mismo... ¿esa sería la puerta de entrada a este mundo del desarrollo personal que te puede llevar a conseguir tus sueños?

R: Si, totalmente. Eso es lo que trato de transmitir. El libro está estructurado en siete capítulos que llamo áreas de crecimiento, porque creo que la vida es un proceso evolutivo de constante crecimiento. En el primer capítulo hablo de ‘aprendiendo a quererse a uno mismo o una misma’. Utilizo un concepto que es el  de ‘aprender a ser fan de ti mismo’. Creo que es muy importante, porque cuando yo he hablado de esto con amigos, o con otras personas, lo pueden ver desde una perspectiva narcisista o egoísta y yo creo todo lo contrario, creo que primero tenemos que aprender a querernos a nosotros mismos de dentro hacia fuera, desde nuestro interior a nuestro exterior. Si tú eres una persona completa, una persona sana, cuando estás con otras personas, con tus amigos y familia, tú esto lo vas a transmitir, por eso, para nada es egoísta, porque estás compartiendo tu bienestar.

Detrás de una crítica destructiva siempre hay algo que sanar (César Ortiz, coach)

P: Esta idea que se reivindica desde el ámbito del desarrollo personal de que todos podemos ser felices si nos lo proponemos, es precisamente el foco de las críticas de los que dicen que la industria de la felicidad crea más infelicidad que otra cosa. ¿Qué piensas de estas personas que critican este modo de ver las cosas?

R: Yo creo que detrás de una crítica destructiva siempre hay algo que sanar. Y esto en cualquier ámbito de la vida…Al final si tú eres feliz con lo que haces, si tú estas ayudando a la gente, si a ti te va bien en tu trabajo, no tienes que gastar energía en criticar otra cosa (…) Hablo en el libro de una ley, que se llama la ley del espejo, que viene muy bien hablarlo ahora. Al final, todas estas personas que critican -en este caso a la autoayuda- la vida, lo que les esta ‘espejeando’ es algo que les falta en su vida, o eso es lo que yo pienso. Es una ley que a mí me costó mucho aprender. Hace poquitos años la comprendí y empecé a interiorizar. Quizás las personas que critican eso -que habría que ver un poco el caso de la persona que critica- pero quizás la vida le está ‘espejeando’ algo, le está ‘espejeando’ a lo mejor que él no está tan bien en su vida y le fastidia que otras personas busquen esa ayuda y salgan adelante. A lo mejor querrían tener ese éxito que tiene esa persona que da una charla, o esa felicidad y él está agobiado y triste en su trabajo, y le gustaría hacer ese trabajo…no lo sé. Pero al final en la vida cabemos todos y cada uno puede hacer lo que quiera y lo que le nazca sanamente.

P: ¿Has notado un ‘boom’ de este tipo de libros como consecuencia de la pademia?

R: Yo creo que, con la pandemia, a lo mejor, la gente ha necesitado alguna herramienta para aprender a gestionar su vida (…) Yo creo que el ‘boom’ de la autoayuda no es fruto solo de la pandemia. Desde antes de la pandemia yo ya veía que se vendían bastantes libros de autoayuda y que la gente estaba demandándolos. Pero sí, la pandemia psicológicamente afecta mucho y es lógico también que haya más ventas.

Hay casos en los que un libro te puede resolver un problema y otros casos en los que tendrás que ir a terapia (César Ortiz, coach)

P: ¿Hasta qué punto crees que un libro de autoayuda puede servir a una persona? ¿Crees que puede sustituir a una psicoterapia o un proceso de coaching?

R: Yo creo que depende del caso. Habrá personas que tengan una dificultad en la vida y un libro sí que les sirva como trampolín para saltar y quitarse esos miedos o ese problemita que tenga. Habrá otra persona pues que necesite leerse un libro y necesite ir a terapia, habrá personas que necesiten ir un mes y personas que necesiten tres años. Se me acaba de ocurrir que es como cuando te haces una herida en la rodilla. Pues habrá heridas que, a lo mejor, con dejártela cinco días, se te cura al aire; habrá heridas que tendrás que ponerte una tirita; habrá heridas que te tendrán que dar puntos de sutura y habrá heridas que te tendrán que operar porque te ha tocado el hueso…o sea, yo creo que es dependiendo del caso. No está mal empezar por un libro. Hay casos en los que un libro te puede resolver un problema y otros casos en los que tendrás que ir a terapia.

P: ¿Psicólogo o coach?

R: Depende de la persona. Yo he tratado con psicólogo y con coach y a mí, personalmente, me ha ido mejor con coach, pero no quiere decir que los coaches sean mejores que los psicólogos. Depende siempre de la persona.

P: Tu libro refleja la confianza que tienes en el enorme potencial que tenemos todos los seres humanos para ser más felices, para conseguir nuestros sueños…una característica muy de coach…

R: Sí, y me pongo a mí como ejemplo; poder vivir de la escritura es difícil. Yo tenía un trabajo fijo, mi vida resuelta, estaba en un colegio de educación primaria, dentro del equipo directivo, con todas las vacaciones que tiene un maestro, pero no llegaba a la cima de la felicidad. Cualquier persona me decía que estaba loco queriendo ser escritor. Pero, al final, creo que cualquier persona, cualquier ser humano, tiene todas las herramientas para conseguir lo que quiera conseguir en su vida… A mí, después de 5 años ¿quien me iba a decir que iba a sacar 5 libros, uno de ellos con mi propia editorial, mi propio sello?, ¿quién me hubiera dicho hace 4 años que iba a ser escritor y editor e iba a sacar a 7 escritores diferentes? probablemente me hubieran dicho que estaba loco.


Más noticias de hoy