×

Un recorrido por la rica historia de Las Termas de Río Hondo

- 23:03 Termas

El director del Museo Paleontológico Rincón de Atacama, conserva en su memoria algunas imágenes de la evolución de Las Termas, sumado a su permanente búsqueda investigando los orígenes de la ciudad de la cual cuenta con archivos e importante material.

“Las Termas como una ciudad de turismo tiene un proceso de evolución muy particular. Nuestro destino tuvo su mayor crecimiento en las décadas del 30, 40 y 50, especialmente la del 40 como despegue. En 1942, se inauguró el puente carretero, se inaugura el casino, la iglesia del Perpetuo Socorro, construcciones que le dieron un parámetro de ciudad bastante definida, principalmente el emblemático casino y sobre todo con el recurso natural extraordinario que son las aguas termales y nuestra ciudad nace por el termalismo”, sintetizó.

Más adelante amplió: “Existen datos interesantes, el primer antecedente histórico de la región de las vertientes es del año 1655, cuando el capitán Juan Pérez Moreno pide amparo sobre las tierras que tenía de una merced de su abuelo que vino en 1553 con la expedición de Diego de Rojas, estamos hablando del siglo XVI y ahí se menciona que la merced de Atacama que la corona de España le da al capitán Pérez Moreno (abuelo) la región de las vertientes y Atacama tenía tres leguas de frente de ríos de margen norte por tres leguas de fondo, es decir, 15 kilómetros por 15 kilómetros era la propiedad del Capitán Pérez Moreno que su nieto pide amparo para recuperarlas. En esos litigios, la Corona de España al no tener dinero les pagaba con tierras por merecimiento de donde proviene la palabra merced. En el siglo XVI ya se menciona la región de las vertientes, todo lo que es en la actualidad Las Termas de Río Hondo. Nuestros pueblos originarios también veneraron el agua termal, la utilizaron en sus curas como recurso natural extraordinario”.

En otro tramo de la nota, Sabater hizo hincapié en que Las Termas recibe una importante inyección de familias migratorias de españoles e italianos. “En el caso de mi familia, mi padre nace en Buenos Aires en 1920, mi abuelo Sebastián llega a la Argentina después de la Primera Guerra Mundial como muchas familias de Europa que llegaron a América del sur. Mis abuelos se trasladan primero a Tucumán y luego llegan a Las Termas en una jardinera tirada por caballos, después de la década del 30. El oficio de mi abuelo era zapatero, el apellido Sabater significa, precisamente, zapatero. En la década del 50 mis abuelos tuvieron la primera producción de una gaseosa naranjada: se compraba en Buenos Aires el jarabe y contaban con una máquina con la que la procesaban y gasificaban, fue la primera que se vendió en la ciudad. Mi padre distribuía en una jardinera tirada por caballos que la llamaba la Argentina. La gente que llegó a este lugar, le puso ese nombre porque estaban enamorados de este sitio y agradecidos de esta tierra que tanto le dio a los inmigrantes”, manifestó.

Por último, rememoró: “Cuando se realizan las primeras perforaciones fue cuando se vislumbra la posibilidad de que Las Termas tuviera establecimientos hoteleros. El primer hotel fue el España en Rivadavia y Fleming, luego El Alto donde hoy funciona el Amerian Carlos V, y el París. La plaza Eva Perón es la primera de la ciudad y la plaza del mástil que está frente al antiguo Hospital donde hoy funciona la Escuela Municipal de Artes Plásticas. El primer centro de Las Termas era la calle Fleming, muy comercial, luego fue la Hipólito Yrigoyen, donde se encontraban los hoteles de esos años, cuando se construye el casino avanzan las construcciones hacia la zona del alto y se extiende la ciudad hacia arriba”.l


Más noticias de hoy