×

Carabajal es el maestro Miyagi de un roquero de Zaragoza

- 20:29 Pura Vida

“La estrella azul”, filme del realizador español Javier Macipe que narra el periodo en el que el roquero zaragozano Mauricio Aznar viajó a Santiago del Estero para estrechar vínculos con el folclorista Carlos Carabajal, retomará el rodaje en octubre de 2021.

Las primeras imágenes de esta producción internacional que se filmará en tierras santiagueñas, se habían realizado el 9 de marzo en el Centro Cívico Delicias de la capital aragonesa. Todo debió paralizarse por el coronavirus.

Macipe, vía Zoom, brindó una entrevista a EL LIBERAL. Detalló sobre como abordó la relación entre el músico español que fuera líder de “Almagato” y “Mas Birras” con “El Padre de la Chacarera”.

¿Cuál es el destino que tendrá “La Estrella Azul”?

El proyecto está en hibernación. Estamos aprovechando este tiempo para seguir trabajando, pero a otro ritmo, sobre todo yo en aspectos creativos que se pueden mejorar, como el guión. El actor que interpretará a Mauricio (el prestigioso actor zaragozano Pepe Lorente) está aprovechando este tiempo para trabajar mucho más las facetas musicales dado que él toca y canta en la película, pero él no era músico profesional. Estamos aprovechando este tiempo para mejorar eso sin tener claro la fecha en la que podremos retormar.

¿El 2021 será el año tentativa del reinicio del rodaje?

Sí, yo espero que antes del final del 2021 la hayamos rodado y montado. Yo creo que en octubre de 2021, otoño aquí y primavera allí, estemos filmando la película. Es una fecha en la que creemos que puede haber una vacuna ya generalizada y con cierta seguridad. Sí es seguro que a la película la haremos. Los productores están totalmente implicados. Las instituciones que nos han ayudado a financiarla nos han mostrado su apoyo y no tienen prisa para que la terminemos. Lo que tenemos claro es que no la podemos hacer en este contexto porque es una película que implica muchos extras, escenas de conciertos con gente de todas las edades. Esperaremos lo que haya que esperar porque llevamos siete años trabajando en ella y no pasará nada por esperar un poco más.

¿Cómo planteaste, la relación entre Carabajal y Aznar?

Carlos, en la película, tiene una función parecida al maestro Miyagi en “Karate Kid”. Es como un hombre que al final de su vida, con un reposo y un conocimiento de la mitología de Santiago del Estero y una sabiduría espiritual, acoge a un visitante joven que no sabe nada de este mundo, que proviene del rock y de un mundo en el que hay una industria musical muy fuerte y que, a partir de su relación con Carlos, su vida cambia. Además, Carabajal le ayuda personalmente porque Mauricio venía de un problema de adicciones desde España y de una cierta oscuridad. Al final, Carlos lo que está haciendo no es solo na especie de maestro Zen musical sino de un padre que lo acoge y le ayuda a curarse.

¿Cuán inspirador será esta relación para quienes cayeron en un mundo oscuro fruto de adicciones como le sucedió a Mauricio con la heroína?

Una de las facetas que tiene la película es que se ve a la música como la luz. Otra metáfora: lo que la Fuerza es en La Guerra de las Galaxias un símbolo de la espiritualidad en el camino a la luz y en contra está el lado oscuro de la Fuerza. Muchas veces, en la música, el lado oscuro es todo lo relacionado con la fama, la droga y otra serie de cosas que están al servicio del ego. Del otro lado está la luz. En “La estrella azul” se ve muy claramente como Carlos Carabajal es un camino de luz para Mauricio.

¿La película “La Estrella Azul” universaliza la historia de Mauricio Aznar?

Sí. De hecho, la mayor dificultad que he tenido al escribir el guión de una película basada en hechos reales, pero de un artista que era conocido solo a nivel local, cómo haces que eso interesara a productores de España y la Argentina y después que interese al público. Lo que hemos intentado es hablar de esos artistas anónimos que muchas veces son, como decía Atahualpa Yupanqui, los que tienden puentes que quizás los otros artistas más famosos se cruzan, pero que esos artistas en la búsqueda de la pureza, en un sentido tan espiritual, muchas veces son los que no tienen un mayor reconocimiento musical. En el caso de Carlos Carabajal, él fue muy conocido en Santiago del Estero y la Argentina. En realidad, es una persona que lo que ha tendido puentes que otras personas han sido más famosas como es el caso de ‘Peteco’ (hijo de Carlos).

¿Carlos fue un puente para Mauricio Aznar cuando acudió a él buscando ayuda?

Nuestra historia tiene que ver con la historia de El Quijote. El Quijote y Sancho Panza tuvieron repercusión porque aunque soñaron cosas muy grandes y se implicaron hasta las últimas consecuencias a pesar de que materialmente fue un fracaso las cosas que hicieron, pero el éxito fue que se les recuerde y que inspiren a otras personas. En el caso de Carlos Carabajal y Mauricio Aznar, ellos inspiraron a generaciones. Han inspirado a otros músicos, pero también a mí como cineasta en esa puesta por la vocación, al margen de cualquier consideración material, de hacer lo que uno crea. Ahora, de alguna manera, se va a completar el sueño que tenían a través del cine, que era, como decía Carlos Carabajal, sembrar la chacarera.

“Esta pandemia nos ha enseñado que tenemos que cambiar las prioridades y vivir más en el presente”

Siete realizadores aragoneses han recibido el encargo de dar su visión sobre cómo la sociedad aragonesa ha vivido la pandemia del covid-19 en un proyecto que pone en marcha Aragón TV. Entre ellos se encuentra Javier Macipe. El título elegido es ‘Sitiados’.

¿Cuál fue tu mirada para tu trabajo en “Sitiados”?

Es curioso porque he buscado la manera de incluir la chacarera en algo que parece que no tenía nada que ver. Mauricio (Aznar) fundó un grupo con un músico de Zaragoza que se llame Jaime González, que es una persona que vive en Zaragoza de una manera parecida como se vive en Santiago. Tiene una casa con patio, cosa que no ocurre normalmente aquí que vivimos en departamentos. Es un hombre que ha pasado la pandemia viviendo un ritmo muy tranquilo acorde con la naturaleza, tocando la guitarra y sin estar sufriendo por las cosas que no se podían hacer. A mí, él me parece un ejemplo y es un representante de lo que es una manera de vivir que yo conocí en Latinoamérica. Este corto, lo que ha mostrado es que esta pandemia nos debería enseñar, a los que vivimos con mucha prisa, que hay que darle valor a lo esencial como es, por ejemplo, tener un patio de tierra y poder ver el sol. Esta pandemia nos ha enseñado que tenemos que cambiar las prioridades y vivir más en el presente, más en contacto con la tierra y con la música. Se estrena el 6 de octubre.

Un gran elenco con figuras de Netflix

Con Pepe Lorente (en la foto caracterizado como Aznar) en el papel de Mauricio Aznar quien, tras conocer a Carlos Carabajal, “Demi” Carabajal y a Luis Lazarte, se enamoró del folclore santiagueño. Lorente protagonizó “Elite” y “La chica del cable”, producciones españolas para Netflix. El rodaje se desarrollará entre Zaragoza y Santiago del Estero. Junto a Lorente estarán Bruna Cusí (“Verano 1993”), Marc Rodríguez (“El fotógrafo de Mauthausen”), Catalina Sopelana (“Quien te cantará”), Josh Climent (“La inocencia”) y el debutante Pablo Álvarez (Mauricio joven). ¿“Cuti” Carabajal será quien interprete a su hermano Carlos?

Javier, ¿quién interpretará a Carlos?

Con la persona que lo interpretará hemos acordado anunciarlo juntos cuando estemos en Santiago. Es una noticia que va a gustar, pero te digo que es alguien muy cercano a Carlos.

¿Cuáles fueron las primeras escenas que has rodado?

Lo primero que filmamos fue un concierto, en Zaragoza, en una sala muy emblemática que se llama Centro Cívico Delicias. Es allí en donde, realmente, Mauricio había actuado con su grupo. Fue una escena con muchos extras que por suerte pudimos hacer. La escena salió muy bien. Ha sido algo que nos da mucha alegría ver que lo primero que hemos rodado está muy bien y eso nos ayuda a mantener la ilusión.


Más noticias de hoy