Policiales CÁMARA GESELL

Once hombres, entre padres e hijos, habrían violado a seis hermanas con la venia de su madre

La mayor, de 15, ya fue madre. El viernes, la de 13 recreó su odisea y afirmó que era habitual que las encierren, violen y "mi mami se c... de risa".

31/12/2017 -

Siete hermanos y cuatro de sus hijos habrían ultrajado sexualmente a seis hermanas, de 15, 13, 12, 10, 8 y 7 años, sometiéndolas a humillaciones potenciadas por el hecho de que la madre de las víctimas, alcohólica, sólo contemplaba los vejámenes en absoluta pasividad.

El mentor esta pesadilla sin nombre, sería el padrastro de las menores. Sus seis hermanos y cuatro de sus sobrinos, participaban de estos increibles delitos.

Si bien, el ideólogo de semejante drama, es padrastro de dos chicas de 15 y 13; es el padre biológico de las cuatro niñas restantes.

La historia de terror parece de película, pero es genuina y tuvo de tristes protagonistas a hermanitas, quienes en junio huyeron de la casa de su madre, en el departamento Juan Felipe Ibarra, caminaron 10 kilómetros y pidieron socorro a la tía paterna.

Le confiaron que el padrastro las violaba y entregaba a sus seis hermanos y que su madre ‘apañaba’ todo, bebía con ellos y hasta disfrutaba tamaña ‘carnicería sexual’.

Jurisdicción original

En principio, el fiscal añatuyense Álvaro Ruiz posó su atención en el padrastro y un hermano, pero resignó competencia y el proceso vino a la capital y recayó en la fiscal Andrea Juárez.

Cayeron presos, la madre, su concubino, cuatro hermanos y dos huyeron.

‘Mi padrastro me abusaba. Mi mami se reía y les gritaba: ‘viólenlas’. Según relató la adolescente de 15 años, madre a los 13. ‘Se las pasaban de mano en mano a mis hermanas; las violaban, pero antes las manoseaban como querían’, recordó.

Dureza fiscal

Sobrevino una batalla durísima, con la Fiscalía resuelta en imponer un candado y frustrar las excarcelaciones del grupo.

Fue dictada la prisión preventiva para cinco personas (cuatro varones y la mujer) y este viernes se hizo Cámara Gesell a la niña de 13: también fueron llevadas como testigos sus hermanitas de 10, 12, 8 y 7 años.

‘A mí me hacían cosas F, J, M y C’, describió la adolescente, en alusión a cuatro hijos de un sujeto que conforma el pelotón de dos hermanos prófugos.

Habría más víctimas

La intuición de la Fiscalía es que las hoy aún testigos, también fueron abusadas y no lo confiesan por pudor. Ahora, se les harán pericias psicológicas y después se vienen sendas cámaras Gesell. Recién entonces, tendrá una dimensión real de los descalabros sexuales de la familia y las consecuentes víctimas.

 
Compartí
esta nota
También te puede interesar