×

Encuentran un factor genético en la pérdida del olfato por el Covid

Científicos desvelan una relación entre un conjunto de variantes genéticas, próximas a los genes UGT2A1 y UGT2A2, y la probabilidad de padecer estos síntomas a raíz de la infección por coronavirus.

- 21:21 Mundo

Un nuevo estudio, llevado a cabo por la empresa biotecnológica estadounidense 23andMe, revela un factor de riesgo genético que influye en la probabilidad de que un individuo experimente pérdida de olfato o gusto como síntomas de la Covid-19. El hallazgo se publicó en la revista Nature Genetics.

Según los autores, el locus genético –lugar donde está localizado un gen u otra secuencia de ADN en un cromosoma– situado en las inmediaciones de los genes UGT2A1 y UGT2A2 se asocia con un aumento del 11 % en la probabilidad de desarrollar cualquiera de estos síntomas tras la infección por SARS-CoV-2.

La pérdida del olfato o del gusto son síntomas distintivos del coronavirus; sin embargo, no todos los individuos contagiados los experimentan, y los mecanismos responsables no están claros.

Adam Auton, vicepresidente de la compañía biotecnológica, y su equipo han llevado a cabo un estudio de asociación de todo el genoma en el que participaron 69.841 personas (63% mujeres; 37% hombres), todas ellas mayores de 18 años y que vivían en Estados Unidos o Reino Unido. Los datos fueron recogidos a través de encuestas.

Los investigadores descubrieron que los genes UGT2A1 y UGT2A2 codifican enzimas que se expresan en las células que recubren el interior de la nariz y participan en la eliminación de los odorantes –sustancias que desprenden olor– que se unen a los receptores implicados en su detección.

“No está claro cómo participan ambos genes en este proceso, pero dada su localización y función esencial, estos genes podrían desempeñar un papel en la fisiología de las células infectadas y el consiguiente deterioro funcional que contribuye a la pérdida de la capacidad olfativa”, explican los expertos.

Seis meses después de contraer Covid-19, hasta 1,6 millones de personas en Estados Unidos aún no pueden oler o han experimentado un cambio en su capacidad del olfato

Más noticias de hoy