×

Cuándo es recomendable la actuación de un perito psicólogo forense en un caso judicial

Por el Lic. Mariano Vega Botter. Neuropsicólogo.

- 01:12 Para vivir mejor

Buenos días estimados lectores, hoy abordaré un tema de muchísima importancia para la información de los padres y familias que han tenido que soportar consecuencias invasivas a su intimidad y a su propia persona en sí; de cuando el delito está cometido y realizado, vamos a tratar porqué es importante acudir a un perito psicólogo forense en situaciones judiciales que luego explicaré de forma individualizada para que las personas que lamentablemente les toca vivir momentos de zozobra con familiares o casos de uno mismo que son atacados por violentos, abusadores, maltratadores, acosadores, violadores etc., puedan tener una respuesta.

Es aquí donde pondré mi atención de transmitir mis conocimientos como perito forense para que puedan informarse sobre lo que ocurre en el ámbito judicial con las personas que han sufrido vejaciones, violaciones, homicidios, abusos, maltratos, y que encima muchísimos de los casos los tenemos a nuestros victimarios en nuestra propia familia u hogar. Son muchas las ocasiones en las que las personas se ven envueltas en situaciones relacionadas con la Justicia.

En la mayoría de estos casos, los afectados buscan un abogado para que les lleve su caso y los defienda y me parece lo correcto, pero a todo esto vienen complementaciones profesionales que es imposible dejarlo de lado, como las pericias psicológicas forenses.

En relación a esto, en muchas ocasiones es necesaria la realización de un  informe pericial psicológico para aportar elementos contundentes y concluyentes que ayuden al juez en su sentencia. Así, es necesario entender cuál es la labor de un psicólogo jurídico-forense y en qué puede ayudarnos. La psicología jurídica se encarga del estudio, evaluación y asesoramiento de los fenómenos psicológicos conductuales que están relacionados con el comportamiento de las personas en el ámbito legal.

Así, la psicología jurídica es un área de la psicología que está encargada del estudio de comportamientos, de fenómenos psicológicos y de tipo relacional de las personas el ámbito del Derecho, la Justicia y la ley. Dentro de la psicología jurídica existen muchas áreas de trabajo. Entre las diferentes áreas de análisis e intervención encontramos la psicología penitenciaria, la psicología en la policía, psicología de la delincuencia, mediación judicial, victimología, psicología de la familia, menor, derecho laboral, penal, etc. Así, el psicólogo jurídico desarrolla diferentes funciones dependiendo del área de trabajo

¿Qué es un perito psicólogo?

Un psicólogo perito estudia y evalúa al individuo y su comportamiento psicológicamente en un contexto judicial. Este profesional está especializado y tiene capacidad y experiencia para aportar un dictamen técnico psicológico que pueda ayudar al juez en su sentencia. El rol del psicólogo jurídico-forense es valorar la personalidad y síntomas psicológicos de los individuos en este ámbito legal.

En un procedimiento judicial, el psicólogo perito puede actuar de diferentes formas dependiendo de las necesidades. Entre ellas;

Psicólogo como asesor. Esta actuación puede llevarse a cabo con abogados o con otros profesionales que tengan que declarar. El psicólogo asesora a estos profesionales sobre qué le pueden preguntar o cómo preparar la propia demanda.

Psicólogo como terapeuta. El objetivo es diagnosticar al paciente para determinar su estado mental. Suele ser útil en casos de incapacidad laboral.

Psicólogo como perito. El objetivo es asesorar al juez con las conclusiones aportadas. El psicólogo no debe de actuar como terapeuta y como perito con el mismo caso porque resta fiabilidad e imparcialidad al mismo.

El informe pericial puede ser solicitado por un juez o magistrado, por el Ministerio Público Fiscal (MPF), por la persona afectada o por un abogado. Este informe debe dar respuesta a la demanda solicitada como una prueba necesaria.

¿Para qué sirve un psicólogo perito?

Un psicólogo perito se encarga de aportar su conocimiento sobre acontecimientos relacionados con el entorno psicológico. Entre las actuaciones que realiza se pueden encontrar:

Agrupar información y aspectos relevantes de las fuentes que sean necesarias (juzgado, servicios sociales, otros profesionales, informes médicos, etc.)

Realizar evaluaciones psicológicas valorando factores internos y externos de los individuos. Los factores internos son la salud mental, el comportamiento de la persona, personalidad, etc. y los factores externos como son la situación social, familiar, económica, laboral, etc.

La evaluación será imparcial y objetiva, basada en pruebas estandarizadas, entrevistas, observación directa y revisión de documentación aportada dependiendo de cada caso en particular.

Ratificar el informe realizado en el juicio aportando síntomas psicológicos y/o secuelas importantes y cruciales que sirven de ayuda al juez para tomar decisiones en los procesos judiciales.

Más noticias de hoy