×

El rol de los probióticos en la salud de la piel

- 23:11 Para vivir mejor

Mantener el equilibrio y el cuidado del ecosistema de los microorganismos que viven en el cuerpo, como el intestino y la piel es indispensable para la salud.

“El microbioma, que es el conjunto de microorganismos y su componente genético que habitan en nuestro cuerpo, juega un rol importante en el mantenimiento de un sistema inmunológico sano”, explicó la médica dermatóloga Verónica Tosi (MN 116620).

La especialista destacó que el cuerpo está literalmente plagado de microbios, con más de un millón de ellos en cada centímetro cuadrado de piel. Pero esto es algo bueno ya que una microbiota saludable se autopoliniza para garantizar que no domine un solo tipo de bacteria sobre las demás.

Así, si los microorganismos buenos están sanos, también lo estará la piel, porque son esenciales para combatir las infecciones, proteger del daño ambiental, estimular el sistema inmunológico y mantener la piel hidratada y radiante.

Si se interrumpe el microbioma sano de la piel, se producen erupciones, brotes de rosácea, acné, eczema e incluso piel sensible.

Y tras destacar que “la dieta occidental, plagada de carbohidratos refinados y grasas saturadas genera un desequilibrio de la microbiota intestinal y cutánea favoreciendo la aparición de acné”, Tosi recomendó que “el uso de probióticos que generan un efecto antiinflamatorio y antioxidante junto con una alimentación equilibrada son una combinación prometedora para su tratamiento”.


Lo que hay que saber

Prebióticos: son de lo que se alimentan los probióticos para vivir.

Beneficios para la piel: la nutre para que proliferen las bacterias buenas y aumenta la diversidad bacteriana, crucial en nuestro organismo.

Probióticos: microbios vivos que administrados en dosis adecuadas van a generar un efecto beneficioso en las personas que los reciben. Para ser considerados probióticos tienen que tener al menos un estudio clínico que avale su beneficio.

Beneficios para la piel: refuerza la barrera protectora, combate las bacterias dañinas y controla la inflamación.

Postbióticos: productos de desecho bacterianos que refuerzan la barrera protectora de la piel, entre ellos: encimas, ácidos y péptidos.

Beneficios para la piel: combate las reacciones alérgicas, la dermatitis, el eczema, el acné y ayuda a la proliferación de las bacterias beneficiosas. Los probióticos pueden adquirirse en alimentos fermentados, en cápsulas y gotas.

“Dentro de los alimentos lo que no se encuentra bien cuantificado es la especie, es decir qué bacteria es y la cantidad. Por ejemplo, el kéfir, kombucha, chucrut, no necesariamente cada vez que se fermentan producen la misma cantidad de microorganismos y puede que no sea la cantidad suficiente para que sea beneficioso para el cuerpo”, explicó Tosi, y concluyó: “Después están los preparados en cápsulas o líquidos donde es posible identificar las especies y la cantidad”.

Fuente: Infobae

Más noticias de hoy