×

VIDEO: Vecina de Loreto cumple 102 años y lo festeja cantando vidalas

- 20:01 Interior

LORETO, Loreto (C). Doña Teodora Isabel Ponce es una de las loretanas más célebres y no es para menos. El pasado 9 de noviembre cumplió 102 años, con un estado de salud envidiable. Además, canta y cuenta episodios de su juventud. Asimismo, asegura que la fuente de su longevidad radica en que se dedicó a trabajar toda su vida en Jumi Pozo.

Vivió en pareja con don Arturo Vélez (fallecido); tiene dos hijos Nora Ponce y Rubén Vélez, sus nietos son Fabio, Walter y Jorge Leiva; Miguel, Rene, Eliana y Fabio Vélez, tiene 5 bisnietos Lucas, Daiana, Guillermo, Estefanía y Amalia Leiva y una tataranieta, Isabella Leiva.

“Cuando tenía catorce años salí a trabajar, todos trabajos pesados como cortar alfa, cosechar maíz, con mi papá. El tenía un carro, yo lo ayudaba a atar animales e íbamos a Loreto Viejo, donde había un molino y nos preparaban la harina, con eso preparábamos nuestros panes y tortillas”.

A pesar de haber sufrido dos quebraduras de caderas, con la ayuda de un andador se desplaza con total autonomía por la casa. Sorprende su entusiasmo y su autonomía, reconoce a sus nietos por sus nombres y está feliz de cumplir años.

“Recuerdo que con mi madre y mi padre llegamos a tener más 100 ovejas y yo era la encargada de esquilar, era una época muy linda, de mucha bonanza. Pero en el año 1934, llegó una gran enfermedad que atacó a los animales y de un día para otro quedamos sin nada y tuvimos que ir a juntar algodón en el Chaco. También fui bracera”.

“Toda mi vida trabajé, ahora ya no puedo, estoy operada de mis caderas. Gracias a Dios que camino con la ayuda de este carrito, llegué a manejar hasta 60 lechos y encerraba más de 20 vacas; me levantaba a las cinco de la mañana y con la ayuda de mi marido hasta las 10 de la mañana ya teníamos toda la leche lista, hacíamos quesos, chorizos, arrollados y vendíamos todo a los obrajeros de la familia Yorbandi”, rememora con claridad.

Para ella el secreto de su longevidad es el trabajo, la buena alimentación integrada con muchas frutas y dulces caseros, poca harina y escaso consumo de carne vacuna y dos vasos bien llenos de vino tinto: uno con el almuerzo y otro con la cena. "Puede faltar cualquier cosa, pero nunca el vino. Mis hijos se encargan de que siempre tenga un vino en la heladera, eso no tiene que faltar”, expresa con firmeza para luego soltar una contagiosa carcajada.

La fiesta de cumpleaños de Teodora Isabel Ponce será el sábado 12 de noviembre y sus familiares la están organizando con mucho esmero y con músicos y cantores loretanos que estarán aprestos para dar un gran serenata.

TAGS

Más noticias de hoy