×

Falleció Juan Bejarano, escultor santiagueño referente que dejó un gran legado

Se informó que sus restos serán velados en Santiago del Estero este viernes 2 de diciembre.

- 16:37 Pura Vida

Ha muerto Juan Bejarano, escultor santiagueño y referente indiscutido de generaciones. Su deceso se produjo en la mañana de este jueves 1° de diciembre en Córdoba, ciudad a la que había sido traslado este fin de semana para ser asistido por un problema gastrointestinal.
Juan Bejarano, un artista plástico santiagueño de vuelo internacional, dejó plasmados sus trabajos en ciudades de Alemania, Francia, Italia, Lituania, Turquía, Rusia, entre otras, con una fuerte mirada cristiana y social. 
El multifacético escultor, desde sus inicios, siendo apenas un adolescente, comenzó a destacarse en el arte y a ser noticia en EL LIBERAL al participar en certámenes de promoción para jóvenes pintores; luego, cuando cumplía veinticinco años fue distinguido por el matutino como uno de los Jóvenes Destacados del Año.
Pero ocurriría un trágico suceso que impactaría fuertemente en la vida de Juan y despertaría en él un torrente creativo: la muerte de su amigo Nito Galván en un accidente de tránsito fue lo que lo impulsó a crear un monumento en el lugar del accidente, para el que usó partes de bicicletas, transformándolas en un Cristo Crucificado.
Nito Galván fue en vida un empresario loretano quien en la década de los 90 puso en marcha el sistema de transporte puerta a puerta. Durante toda su vida había practicado ciclismo, deporte que difundía con pasión entre los jóvenes loretanos. Precisamente liderando este grupo por la ruta Nacional № 9 fue cuando un camión impactó desde atrás al vehículo de auxilio y posteriormente arrolló al grupo, causando la muerte de Nito.
INTERVENCIÓN SOBRE ÁRBOL
Su creatividad no tenía límites y siempre innovaba. En ese sentido, cabe recordar que los numerosos eucaliptos sin vida en el Parque Aguirre despertaron una original y bella inspiración al artista santiagueño Juan Bejarano, y comenzó una "intervención sobre árbol seco", y plasmará su obra en 8 especies ubicadas en el paseo de la avenida Olaechea.
"La idea ha surgido de una manera muy particular. Una cuestión laboral hacía que viniéramos con mi esposa y almorzáramos en el Parque, antes de que cada uno continuara con sus tareas. Y veíamos muchos eucaliptos secos, y nos preguntábamos si los irían a cortar, y ella me preguntaba si se podía hacer algo, si se podía intervenir. Entonces le propuse hacer un proyecto, que yo haría las composiciones de la obra y que ella lo elaborara para presentarlo. De ese modo vine hasta Parques y Paseos, me recibió el director y muy gentilmente lo plantearon en la Municipalidad, donde lo aceptaron", supo contar Juan en una entrevista que concedió a EL LIBERAL en los años 90.
Fueron ocho los árboles que intervino. Bejarano, en aquél momento, describió así su obra: "La temática de la obra hace alusión a la lectura y son niños que están escalando sobre una escalera caracol, cuyos peldaños están realizados con libros. El primer niño está ascendiendo, el segundo está observando y el tercero está en el sentido de gloria, apuntando hacia el cielo con el libro. Los colores que están empleándose son amarillo, azul y rojo, que son los primarios, porque la temática es primaria y también la estructura espiral de la composición".
Sobre las características del trabajo en árboles secos, contó que el eucalipto es una madera que presenta algunas limitaciones. "No es muy óptima para devastar, porque tiene ciertas características en sus vetas, se abre demasiado y en algunos casos se ahueca, y ante eso la intervención la hago, ensamblando imágenes".
Para cada espacio de su trabajo, Juan escribió estos aforismos: "El libro acoge en su interior; el mítico encanto de la imaginación; leer es elevarse creativamente a los sueños; objetivos reales de la vida, fortaleciendo así una sociedad libre en los criterios decisivos del mañana".
OBRAS DESTACADAS
Una de sus obra destacada es la estructura de 800 kilos denominada La ley, que fue ensamblada en la cúpula del edificio de Fiscalía de Estado. También la de un Niño Jesús con la Cruz en la iglesia Mama Antula. Obras como la Telesita, el Hachero y la Rosquetera son parte también del paisaje urbano de la ciudad de Loreto.

Ha muerto Juan Bejarano, escultor santiagueño y referente indiscutido de generaciones. Su deceso se produjo en la mañana de este jueves 1° de diciembre en Córdoba, ciudad a la que había sido traslado este fin de semana para ser asistido por un problema gastrointestinal.

Juan Bejarano, un artista plástico santiagueño de vuelo internacional, dejó plasmados sus trabajos en ciudades de Alemania, Francia, Italia, Lituania, Turquía, Rusia, entre otras, con una fuerte mirada cristiana y social. 

El multifacético escultor, desde sus inicios, siendo apenas un adolescente, comenzó a destacarse en el arte y a ser noticia en EL LIBERAL al participar en certámenes de promoción para jóvenes pintores; luego, cuando cumplía veinticinco años fue distinguido por el matutino como uno de los Jóvenes Destacados del Año.

Pero ocurriría un trágico suceso que impactaría fuertemente en la vida de Juan y despertaría en él un torrente creativo: la muerte de su amigo Nito Galván en un accidente de tránsito fue lo que lo impulsó a crear un monumento en el lugar del accidente, para el que usó partes de bicicletas, transformándolas en un Cristo Crucificado.

Nito Galván fue en vida un empresario loretano quien en la década de los 90 puso en marcha el sistema de transporte puerta a puerta. Durante toda su vida había practicado ciclismo, deporte que difundía con pasión entre los jóvenes loretanos. Precisamente liderando este grupo por la ruta Nacional № 9 fue cuando un camión impactó desde atrás al vehículo de auxilio y posteriormente arrolló al grupo, causando la muerte de Nito.

INTERVENCIÓN SOBRE ÁRBOL

Su creatividad no tenía límites y siempre innovaba. En ese sentido, cabe recordar que los numerosos eucaliptos sin vida en el Parque Aguirre despertaron una original y bella inspiración al artista santiagueño Juan Bejarano, y comenzó una "intervención sobre árbol seco", y plasmará su obra en 8 especies ubicadas en el paseo de la avenida Olaechea.

"La idea ha surgido de una manera muy particular. Una cuestión laboral hacía que viniéramos con mi esposa y almorzáramos en el Parque, antes de que cada uno continuara con sus tareas. Y veíamos muchos eucaliptos secos, y nos preguntábamos si los irían a cortar, y ella me preguntaba si se podía hacer algo, si se podía intervenir. Entonces le propuse hacer un proyecto, que yo haría las composiciones de la obra y que ella lo elaborara para presentarlo. De ese modo vine hasta Parques y Paseos, me recibió el director y muy gentilmente lo plantearon en la Municipalidad, donde lo aceptaron", supo contar Juan en una entrevista que concedió a EL LIBERAL en los años 90.

Fueron ocho los árboles que intervino. Bejarano, en aquél momento, describió así su obra: "La temática de la obra hace alusión a la lectura y son niños que están escalando sobre una escalera caracol, cuyos peldaños están realizados con libros. El primer niño está ascendiendo, el segundo está observando y el tercero está en el sentido de gloria, apuntando hacia el cielo con el libro. Los colores que están empleándose son amarillo, azul y rojo, que son los primarios, porque la temática es primaria y también la estructura espiral de la composición".

Sobre las características del trabajo en árboles secos, contó que el eucalipto es una madera que presenta algunas limitaciones. "No es muy óptima para devastar, porque tiene ciertas características en sus vetas, se abre demasiado y en algunos casos se ahueca, y ante eso la intervención la hago, ensamblando imágenes".

Para cada espacio de su trabajo, Juan escribió estos aforismos: "El libro acoge en su interior; el mítico encanto de la imaginación; leer es elevarse creativamente a los sueños; objetivos reales de la vida, fortaleciendo así una sociedad libre en los criterios decisivos del mañana".

OBRAS DESTACADAS

Una de sus obras destacada es la estructura de 800 kilos denominada La ley, que fue ensamblada en la cúpula del edificio de Fiscalía de Estado. También la de un Niño Jesús con la Cruz en la iglesia Mama Antula. Obras como la Telesita, el Hachero y la Rosquetera son parte también del paisaje urbano de la ciudad de Loreto.

Más noticias de hoy