×

Karina Salazar, desde Suiza para el mundo, escribe, dibuja, pinta, canta ópera y preside una asociación del vino

Es escritora, artista plástica y cantante lírica (canta en funerales), que decidió dejar su Argentina natal para empezar de nuevo en Suiza.

- 13:45 Camerino

Karina Salazar decidió un día cambiar de rumbos, reinventarse, alejarse de todo y empezar de nuevo. Hoy, da rienda suelta a sus pasiones y tiene una profesión que le permite disfrutar de ellas y también viajar y sentirse libre.

Es una escritora prolífica, pero también es cantante, soprano y artista plástica. En un zoom exclusivo con EL LIBERAL, habló acerca de las actividades que desarrolla en ese país europeo. Además, allí, preside la Asociación Amigos del Vino Argentino.

No hay descripción disponible.

Ella nos cuenta en primera persona: “Soy Karina Salazar y nací en el barrio porteño de San Telmo, Buenos Aires, Argentina, donde viví hasta cuando emigré en 1999 a Lucerna, Suiza. Actualmente resido en la provincia de Zurich.

Durante muchos años trabajé en un banco local como asistente de presidencia, hasta que decidí cambiar mi destino.

Mis aficiones son la escritura, la pintura y además soy soprano lírica. Además poseo un Master in Science in Global Marketing expedido por la Universidad de Liverpool.

No hay descripción disponible.

En la actualidad cuento con un emprendimiento de Marketing digital, lo que me permite trabajar desde cualquier lugar del mundo y así poder viajar, escribir y disfrutar de los buenos vinos del mundo.

Mi pasión por el vino hizo que también me graduara en cursos WSET en Londres. Todos mis estudios me han permitido ofrecer mis servicios para organizar eventos donde todos los sentidos (música, exposición y ágape) se funden en un mismo espacio.

No hay descripción disponible.

Mi amor por la lectura -y más específicamente por la escritura- viene de larga data, desde cuando en 3er grado de primaria gané un concurso de cuento intercolegial y gané un libro de Marco Denevi llamado “Robotobor”.

Desde allí supe que algún día cumpliría uno de sus tantos sueños: escribir libros.

Además, realizo actividades ad-honorem, como presidenta de la Asociación amigos del vino argentino en Suiza.

No hay descripción disponible.

EL VINO, LOS LIBROS Y EL CANTO LÍRICO

“El vino es una de mis grandes pasiones, como la escritura, y creo que los libros y los vinos tienen similitudes: hay que saber leerlos y disfrutarlos. Cada libro tiene su historia, al igual que un vino. Requieren de trabajo, tiempo, dedicación y amor. Y leer un libro, cómo beber un vino, puede transformarse en una hermosa historia”, destacó.

“Me preguntaron qué me motiva a escribir y esta fue mi respuesta: siempre digo que cada ser humano sabe hacer por lo menos una cosa de forma excelente. Buscando qué cosas me salen naturalmente, comencé a estudiar canto lírico y luego me aboqué a la escritura porque era una materia pendiente: Sorprendentemente, una vez que comencé, no paré de escribir. Y me dí cuenta de que es algo que me sale de forma natural, pues no sé qué significa "el bloqueo del escritor", todo lo contrario; cada vez que se me ocurre una idea corro a mi computadora para escribir por lo menos una sinopsis, luego detallo algunos personajes para quedarme tranquila de que no me olvido nada más. En estos momentos tengo seis novelas pendientes”.


Más noticias de hoy